19
Sáb, Sep

La sobrina de Trump vende más libros en una semana que el presidente de EE.UU. en 29 años

Estados
Typography

El polémico título ha vendido 1,35 millones de ejemplares en sus primeros siete días y ha entrado en los primeros puestos de las listas de «bestsellers» en Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña e Irlanda.

(ABC) El polémico libro escrito por la sobrina de Donald TrumpMary Trump, sobre el presidente de EE.UU. y su familia le describe como un narcisista sin principios que ha adoptado el engaño como un «modo de vida» tras haber quedado traumatizado por su padre, que le impidió «desarrollar y experimentar todo el espectro de emociones humanas».

Con semejantes credenciales, «Too Much and Never Enough: How My Family Created the World’s Most Dangerous Man» («Demasiado e insuficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo») fue un éxito de ventas desde el primer día. Nada menos que 950.000 copias entre preventas, libros electrónicos y audiolibros, de acuerdo con Simon & Schuster, lo que supuso batir el récord de la editorial.

La misma fuente ha dado a conocer que el libro ha vendido 1,35 millones de ejemplares en su primera semana y ha entrado en los primeros puestos de las listas de bestsellers en Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña e Irlanda.

Semejante «boom» contrasta con «El arte de negociar», escrito por el propio Donald Trump que, de acuerdo con la CBS News, ha vendido 1.1 millones de copias en 29 años, los que van desde su publicación en 1987 hasta que alcanzó la presidencia de Estados Unidos, en 2016.

Patriarca «sociópata»

Mary Trump, que no tiene relación con el núcleo de la familia Trump desde hace años, también describe a su tío como un producto de un padre extremadamente dominante, Fred Trump, a quien siempre quiso complacer.

La psicóloga es hija del hermano mayor de Donald Trump, Fred Jr., que fracasó en su intento de encargarse de los amplios negocios inmobiliarios del patriarca de la familia y acabó muriendo con 42 años de una enfermedad relacionada con el abuso del alcohol, de acuerdo con Efe.

A Donald, sin embargo, le fue bien en el negocio de su padre y esquivó sus desprecios porque su personalidad era útil para los objetivos del patriarca, a quien describe como un «sociópata»: «Eso es lo que hacen los sociópatas: se apropian de otras personas y les usan para sus propios fines, de forma despiadada y eficiente, sin tolerancia hacia la disconformidad o la resistencia».