23
Mié, Jun

Biden: «Debemos demostrar que la democracia funciona para la gente»

Mundo
Typography

El presidente de EE.UU. compareció este jueves en el Capitolio para ofrecer su primer discurso ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso

(ABC).- Biden: «Debemos demostrar que la democracia funciona para la gente»

El presidente de EE.UU. compareció este jueves en el Capitolio para ofrecer su primer discurso ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso

dez», dijo para justificar su plan de infraestructura y empleo, que asegura que es un «marco para construir América desde la clase trabajadora».

El presidente también aseguró que buena parte de su interés en la lucha contra el cambio climático es porque ve «empleos» en ello y, también, una forma de conseguir competir en el ámbito global. «No hay razón por la que las hélices de un aerogenerador no puedan ser fabricadas en Pittsburgh en lugar de Pekín. No hay razón por la que los trabajadores estadounidenses no puedan liderar al mundo en la producción de vehículos y baterías eléctricas», dijo.

La visión de país que emitió Biden es una en la que la acción de Gobierno impulsará transformaciones para mejorar el empleo, la educación o la sanidad de la clase media deteriorada, esa que en buena parte abrazó el mensaje populista de Donald Trump. Y una en la que pagan más la factura las rentas altas y las empresas, a quienes Biden busca subir los impuestos para sufragar sus propuestas socioeconómicas. «Ya es hora de que la América corporativa y el 1% más rico paguen lo que les corresponde», dijo Biden también con aroma populista. «Que simplemente paguen lo justo», insistió.

Una visión en las antípodas de sus adversarios republicanos, pero que ha ganado un hueco creciente en la sociedad estadounidense. «Debemos demostrar que la democracia todavía funciona, que nuestro Gobierno todavía funciona y que podemos hacer que funcionen para nuestra gente», dijo al final de su discurso.

Fue una intervención larga -por encima de la hora- y muy en clave doméstica, con menos referencias a la política exterior de lo habitual. Biden pidió unión a sus compatriotas para hacer frente al mayor desafío global que enfrenta EE.UU.: China. «Mirad, no podemos estar ocupados en competir entre nosotros para que nos olvidemos de la competencia con el resto del mundo para ganar el siglo XXI», dijo en referencia al gigante asiático.

El presidente también recuperó sus exigencias a cambios legislativos que considera urgentes y que se resisten en un Congreso polarizado -restricción al acceso a armas, reforma policial ante los casos de abusos a minorías- y pidió a los republicanos que empiecen a negociar una reforma migratoria amplia.

Biden llamó en el cierre de su discurso a la unidad, a la lucha de todos por un país «más próspero y más justo». El camino que mostró para conseguirlo es uno al que muchos en EE.UU. se oponen: más Gobierno.