02
Lun, Ago

PANORAMA INTERNACIONAL... Eric Adams se adelanta en la carrera por la alcaldía de Nueva York

Mundo
Typography

Es el resultado que se esperaba en una campaña dominada por los candidatos de centro y con mucho énfasis puesto en la seguridad y en el control del crimen

(ABC).- Eric Adams se autoproclamó este martes por la noche vencedor de las primarias demócratas para la alcaldía de Nueva York, la elección que decide de hecho quién será el próximo regidor de la principal ciudad de EE.UU. «El pequeño ha ganado», dijo en un discurso a última hora de la noche, aunque Adams era el gran favorito en las encuestas y sabe que queda mucho para certificar su victoria.

Nueva York ha estrenado un nuevo y complejo sistema de votación, lo que, unido a la lentitud tradicional del recuento, provocará que no se sepa quién es el ganador hasta el mes que viene. Lo que es indiscutible es que Adams, un antiguo capitán de la policía y representante del 'establishment' moderado del partido, es el que encabeza el recuento.

Es el resultado que se esperaba en una campaña dominada por los candidatos de centro y con mucho énfasis puesto en la seguridad y en el control del crimen. El número de tiroteos se ha disparado en el último año, a la vez que el ala izquierdista del partido acogía el mantra de 'recortes a la policía' que se impuso en las protestas del año pasado tras la muerte de George Floyd.

Pasada la medianoche, con cerca de 750.000 votos contabilizados, Adams acumulaba el 31% de las papeletas, frente al 22% de Maya Wiley -la candidata izquierdista con más apoyo- y al 20,1% de Kathryn García, otra opción moderada. El que fuera favorito al comienzo de la campaña, Andrew Yang, compareció para reconocer que no será el próximo alcalde de Nueva York. Solo había conseguido hasta el momento el 11,7% de los votos, a pesar del impulso que le dio ser un rostro conocido por su candidatura a la presidencia de EE.UU. del año pasado.

Adams toma la delantera con claridad, pero el nuevo sistema electoral hace que la carrera todavía está abierta. Por primera vez, los neoyorquinos han podido elegir hasta cinco candidatos en orden de prioridad en sus papeletas. Si, como es claro que va a ocurrir, ninguno de ellos obtiene el 50% de lo votos, se elimina al candidato con menos votos y los votos en los que iba como primera opción se distribuyen a los candidatos que fueron elegidos como segunda opción. Así hasta que algún candidato obtenga el 50% de los apoyos.

No se empezarán a contar las segundas opciones de las papeletas hasta el 29 de junio y el tortuoso proceso de recuento hará que todavía se tarden muchos días en determinar al ganador.

«La ciudad de Nueva York ha dicho que su primera opción es Eric Adams», dijo un Adams eufórico en la celebración de resultados. Pero habrá que ver qué papel juegan las segundas opciones de los votantes. El pasado fin de semana, pocos días antes de la cita con las urnas, García y Yang anunciaron un acuerdo por el que pedían a sus votantes que pusieran al otro candidato como segunda opción. Era un momento en el que la campaña se puso fea, con ataques cruzados entre candidatos, y Adams les acusó de tratar de impedir que Nueva York tuviera un alcalde negro (si se confirma su victoria, será el segundo regidor negro en la historia de la ciudad, tras David Dinkins).

Wiley, la segunda por ahora en el recuento, se mostró confiada en que el nuevo sistema podría darle la remontada. La ex asesora del actual alcalde, Bill de Blasio, tomó fuerte impulso en la última semana tras recibir la adhesión de Alexandria Ocasio-Cortez, diputada en el Congreso del ala izquierdista y una de las voces más influyentes del partido. Los candidatos izquierdistas tuvieron una campaña marcada por los escándalos -Scott Stringer, el favorito, se enfrentó a acusaciones de agresión sexual y la campaña de Dianne Morales embarró por problemas con su equipo- y Wiley se confirmó como la única opción viable.

Habrá que ver si las segundas opciones consiguen desplazar a Adams y otorgar la victoria a Wiley o García, que aspiran a convertirse en la primera alcaldesas de Nueva York.

La Gran Manzana es una ciudad muy demócrata -hay siete veces más votantes registrado por este partido que por el republicano- y sus primarias son, a día de hoy, la elección que decide la alcaldía. Las elecciones se celebrarán en noviembre y el ganador demócrata tendrá enfrente a Curtis Silwa, que este martes se impuso con claridad en las primarias republicanas.