07
Mar, Dic

Los venezolanos estrenan un bolívar digital sin los seis ceros para ser más pobres

Mundo
Typography

La banca no abrirá hasta el lunes 11 de octubre para adaptarse al nuevo cono monetario

De millonarios a pobres. Así han quedado los venezolanos de un día para otro por arte de magia, mejor dicho, por obra del decreto de reconversión monetaria de Nicolás Maduro que elimina los seis ceros del bolívar a partir del 1 de octubre y pone en circulación cinco nuevos billetes con el rostro pálido de Simón Bolívar de baja denominación.

Este martes, dos días antes del cierre de la banca hasta el próximo lunes 4 para ajustarse al nuevo cono monetario, los venezolanos aprovecharon de vaciar sus cuentas supermillonarias en los bancos para comprar bienes y alimentos antes de una nueva subida de precios por el redondeo de los decimales que se produce en los comercios.

 

Es el caso de Graciela Manzanares, una jubilada de 65 años, que retiró todos los 58 millones de bolívares (14 dólares) en efectivo que tenía en su cuenta del Banco de Venezuela (antiguo Banco Santander) donde le depositan su pensión. «Voy a gastarlos en comprar mis pastillas de la hipertensión», dijo a ABC al quejarse de que su pensión de 2 dólares no alcanza ni para comprar dos litros de leche.

 

Otros como Javier Rodríguez prefirió gastar todos los millones de bolívares que tenía en su cuenta para comprarse los repuestos de su coche, una lavadora y una microonda, antes de que se pongan más costosos por la reconversión monetaria.

 

Y es que los nuevos billetes de 5, 10, 20, 50 y 100 bolívares que aparentan tener una aparente paridad ante el dólar y el euro, no estarán en manos de los venezolanos sino hasta el 11 de octubre porque la banca sólo abre en la semana flexible por la pandemia del coronavirus por el decreto de 7 días cerrado por 7 días abierto. Y mientras tanto la banca se activará desde el 4 de octubre sólo para operaciones digitales mediante el internet.

 

Por ejemplo, este nuevo billete equivalente a 10 millones de bolívares soberanos, representa 4,10 dólares, tomando como referencia la tasa de cambio del BCV de este 28 de septiembre. Pero al no tener cambio en monedas fraccionadas, supone que la reconversión o el redondeo será de 4,50 dólares a la cifra superior de los millones. Así, los usuarios estarán pagando mucho más por el mismo producto y al final siendo más pobres.

 

14 ceros eliminados

Desde 2007 la moneda nacional ha sufrido tres metamorfosis cíclicas que ya suman 14 ceros eliminados. Pese a la bonanza petrolera de 100 dólares el barril petrolero, el expresidente Hugo Chávez decretó hace 14 años borrar tres ceros a la moneda, llamando «bolívar fuerte», para aparentar la ilusión de tener una moneda fuerte sin mucho esfuerzo de productividad.

 

Pero la destrucción del bolívar y su desaparición se produce con Nicolás Maduro. En el 2018 decreta la eliminación de 5 ceros. Y en 2021 ordena alegremente que se borren otros seis ceros. Como si con eso pudiera con un borrón y cuenta nueva, con efectos digitales, aparentar una reactivación económica, la burbuja de los casinos y bingos, que forman parte de la narrativa del realismo mágico bolivariano.

 

La tercera reconversión monetaria chavista coincide con la encuesta Encovi, publicada por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) donde constatan que el 94 % de los venezolanos están sumidos en la pobreza, pero el 76% se ubican en el nivel de la pobreza extrema que apenas comen una o dos veces al día.

Estas cifras de la pobreza brutal que se han triplicado durante los ochos años que lleva Maduro y que explican porque 6 millones de venezolanos han emigrado, no son admitidas por su régimen.

 

Para los contadores y bancos la eliminación de los seis ceros les facilita la operación contable pero para los bolsillos de los consumidores es mayor inflación.

El Banco Central de Venezuela ya no publica data cada mes, como lo demanda la Constitución -este año, solo publicó cifras en enero y mayo-. Sus notas esporádicas comprueban eventualmente, sin embargo, lo que especialistas independientes apuntan sobre la hiperinflación: solo en 2018, la inflación venezolana fue de 130.060%; en 2019, de 9.585,5%; en 2020, de 2.959,8 puntos porcentuales. Para el 2021 se proyecta 1.600 % de inflación.