25
Jue, Jul

Agredida sexualmente y golpeada: desvelan cómo murió una joven iraní de 16 años que protestaba contra el régimen

Mundo
Typography

Las autoridades afirmaron que la joven Nika Shakarami, de solo 16 años, se había suicidado

(ABC).- Los excesos del régimen iraní contra los jóvenes, y en particular contra las mujeres, han vuelto a protagonizar este martes un nuevo episodio de dolor. Según una investigación revelada por la BBC, la joven Nika Shakarami, una chica de 16 años que desapareció durante las protestas de 2022, fue en realidad agredida sexualmente y asesinada por las fuerzas de seguridad de Irán, como se ha sabido a partir de un documento filtrado y al que ha tenido acceso la cadena británica.

En septiembre de 2022, una joven llamada Mahsa Amini murió cuando se encontraba bajo custodia policial en Teherán. La chica había sido arrestada por la llamada Policía de la Moral, el cuerpo encargado de reprender a los que incumplen las estrictas reglas islámicas que imperan en el país, al parecer porque no llevaba bien puesto el hiyab, el velo islámico que se usa en Irán. Su muerte desató una oleada de protestas en la República islámica, donde buena parte de la población más joven expresa con frecuencia su hartazgo ante las imposiciones del régimen y la ausencia de libertades básicas.

A pesar de ser tan solo una adolescente, Shakarami fue una de las mujeres que participó en esa oleada de movilizaciones. En concreto, como apunta la BBC, la chica fue grabada el 20 de septiembre en el centro de Teherán, en los alrededores del parque Laleh, en un vídeo que la mostraba prendiendo fuego a varios hiyabs y expresando a gritos, acompañada por un grupo de gente, su desafección al régimen que hoy lidera el ayatolá Ali Jamenei. Poco después, la chica desapareció, y su familia encontró su cadáver una semana después. Las autoridades afirmaron entonces que la muchacha se había suicidado, una explicación que ha sido descartada por las últimas revelaciones.

Defensor de la causa palestina y, al mismo tiempo, aliado de Occidente, el Reino Hachemita se halla en un difícil equilibrio tras ayudar a derribar los misiles lanzados por Teherán contra el Estado judía

Vigilada y perseguida
Como demuestra el documento al que ha tenido acceso la BBC, Shakarami estaba siendo vigilada por las fuerzas del orden, que procedieron a su detención por sospechar que se trataba de la cabecilla de uno de los grupos de manifestantes. El encargado de su detención fue el Equipo 12, integrado por varios agentes, que la introdujeron en un vehículo refrigerado, donde sufrió abusos y fue golpeada hasta la muerte. El testimonio de los agentes que participaron en la agresión, y reproducido parcialmente por la cadena británica, resulta estremecedor.

Los agentes, expresa el documento, emplearon porras y pistolas Táser para abatir a la joven, cuyo cadáver sin vida fue abandonado en una autopista. Su rostro había quedado desfigurado por los golpes que había sufrido, lo que motivó que las autoridades afirmaran que la chica se había suicidado tras tirarse de un edificio, un extremo que se ha demostrado falso.