20
Jue, Jun

Pakistán llama a India al diálogo: «Con las armas que tenemos ambos no podemos permitirnos un error de cálculo»

Mundo
Typography

Ambos países afirman haber derribado cazas y llevado a cabo bombardeos en el país vecino

El Ejército paquistaní anunció hoy que ha derribado dos cazas indios dentro de su espacio aéreo, aunque India ha reconocido solo la pérdida de uno, asegurando que los aviones paquistaníes entraron en territorio indio. El primer ministro paquistaní, Imran Khan, ha llamado a India al diálogo en medio de esta escalada militar. «Sentémonos juntos y arreglemos esto dialogando», afirmó Khan en un discurso televisado, en el que recordó que ambos países son potencias nucleares.

El portavoz del Ejército paquistaní, el general mayor Asif Ghafoor, afirmó en su cuenta oficial de Twitter esta mañana que «la Fuerza Aérea de Pakistán ha derribado dos cazas indios dentro del espacio aéreo paquistaní». La acción se produjo esta mañana, un día después de que la India anunciase el bombardeo de campamentos insurgentes en territorio de Pakistán, algo que negó Islamabad.

El portavoz indicó que una de las aeronaves cayó dentro de la Cachemira paquistaní y el otro en la zona india de esa región disputada por ambos países desde 1947 y por la que han luchado dos guerrasy varios conflictos menores.

«Un piloto indio fue arrestado por las tropas sobre el terreno», aseguró Ghafoor.

Además, señaló que los cazas indios violaron el espacio aéreo paquistaní después de que Pakistán llevase a cabo bombardeos en territorio indio, sin causar pérdidas humanas o materiales para demostrar su capacidad de autodefensa. En el comunicado del Ministerio de Exteriores paquistaní se explica que no se trata de una venganza y que el ataque estuvo dirigido contra «objetivos no militares, evitando las pérdidas humanas y los daños colaterales».

La versión de India

La versión de India difiere, sin embargo, de estas explicaciones. El Ministerio de Exteriores indio ha afirmado que «Pakistán respondió esta mañana usando su Fuerza Aérea para atacar instalaciones militares del lado indio» de la frontera tras el ataque aéreo contra «un campo de entrenamiento de Jaish-e-Mohammed (JeM) en Pakistán» perpetrado el martes por India.

Según el Ministerio, el Gobierno indio decidió atacar el campo del grupo terrorista, que reivindicó el atentado del pasado 14 febrero en el que murieron más de 40 militares en la parte india de Cachemira, «en base a pruebas creíbles de que JeM pretendía lanzar más ataques».

Sin embargo, «dado nuestro alto nivel de preparación y alerta», ha señalado el Ministerio, «los intentos de Pakistán fueron evitados con éxito» este miércoles. «La Fuerza Aérea de Pakistán fue detectada y la Fuerza Aérea india respondió al instante», ha subrayado.

Durante el «choque aéreo», «desgraciadamente perdimos un MiG 21 y el piloto está perdido en acción», ha admitido Exteriores, que ha dicho está cotejando la afirmación de Pakistán «de que está bajo su custodia».

Por otra parte, el Gobierno indio ha asegurado que durante el choque «un caza de la Fuerza Aérea de Pakistán ha sido derribadopor un MiG 21 Bison de la Fuerza Aérea india». El aparato ha sido localizado por las fuerzas terrestres «desde el cielo del lado paquistaní de la frontera», ha precisado.

Pakistán llama al diálogo

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, llamó hoy a la India al diálogo en medio de la escalada militar. «Sentémonos juntos y arreglemos esto dialogando», afirmó Khan en un discurso televisado, en el que recordó que ambos países son potencias nucleares.

«Con las armas que tenemos, ¿podemos realmente permitirnos un error de cálculo?», se preguntó el mandatario.

Khan afirmó que si la situación continúa tensándose ni él ni el primer ministro indio, Narendra Modi, podrán controlarla.

El mandatario paquistaní reiteró su ofrecimiento para llevar a cabo una investigación acerca del atentado en la Cachemira india, que causó la muerte de 42 policías el 14 de febrero y del que Nueva Delhi acusó a Islamabad por no hacer nada contra el grupo terrorista que lo reivindicó, además de provocar la actual escalada militar.