11
Lun, Nov

Los narcos convierten una ciudad mexicana en zona de guerra para liberar al hijo del Chapo

Mundo
Typography

La detención de Ovidio Guzmán López hizo que las células del cartel de Sinaloa desataran una ola de violencia en CuliacáN

(ABC)Armas automáticas, ráfagas de balas, vehículos incendiados y enormes humaredas impregnaron el jueves la ciudad de Culiacán, capital del estado mexicano de Sinaloa, después de que las autoridades arrestaron a Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán. Y es que, con la intención de rescatarlo, un grupo de narcos desató una ola de violencia y caos por toda la ciudad para finalmente lograr ponerlo en libertad al final de la jornada.

La confusión alrededor de lo ocurrido es enorme. De acuerdo con el secretario (ministro) de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, una patrulla de 30 elementos de la Guardia Nacional —un cuerpo policial-militar creado recientemente por el gobierno— fueron atacados desde una vivienda. La patrulla respondió y tomó el control de la vivienda en la que casualmente se encontraba Ovidio Guzmán.

«Lo anterior generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la patrulla», explicó Durazo para describir el caos que se apoderó de Sinaloa. Inmediatamente comenzaron a circular vídeos de delincuentes que recorrían las calles de Culiacán a bordo de rancheras equipadas con metralletas en la parte trasera, o de enfrentamientos contra los militares con el objetivo de generar una situación de pánico para tratar de liberar al líder.

«Con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del gabinete de seguridad acordamos suspender dichas acciones», añadió Durazo en un confuso mensaje que dejaba entrever que el hijo de «El Chapo» había sido liberado. Pocas horas después, el abogado de «El Chapo» aseguró a «Milenio Televisión» que Ovidio se encontraba a salvo. «Yo puedo decir que gracias a Dios ya apareció Ovidio Guzmán, pues desde la tarde su familia había perdido comunicación con él», indicó José Luis González Meza, el abogado.

Citando fuentes militares, el diario «El Universal» afirmó que Ovidio Guzmán, alias «El Ratón», fue liberado para pacificar Culiacán, debido a la brutal violencia que desplegaron los narcos para evitar a toda costa que las autoridades se lo llevaran preso. Por el momento, la cifra oficial es de 21 personas heridas de bala, además de un militar fallecido y un civil armado que fue abatido. No se han dado datos sobre el número de civiles inocentes que podrían ser víctima de los enfrentamientos.

En medio de este caos, el secretario de Seguridad de Sinaloa, Cristóbal Castañeda, afirmó que un máximo de 30 prisioneros del penal de Culiacán aprovechó para fugarse. Las autoridades mexicanas confirmaron que han podido volver a capturar a cuatro de los reos que se habían escapado.

Tras fugarse en dos ocasiones de prisiones de máxima seguridad en México, «El Chapo» fue capturado y extraditado a Estados Unidos en 2015. A mediados de este año, el narcotraficante fue sentenciado a cadena perpetua en EE.UU. al ser considerado uno de los líderes del Cartel de Sinaloa, según un juzgado federal de Nueva York.