13
Vie, Dic

López Obrador afirma que el primer corrupto que hubo en México fue Hernán Cortés

Mundo
Typography

El presidente de México señaló que una tercera parte del tesoro del emperador mexica Moctezuma II desapareció en manos de capitanes españoles

El presidente de México, Andrés Manuel LópezObrador, acusó el martes al conquistador Hernán Cortés de haber cometido el «primer fraude» de la historia de México, además de acusar a los soldados españoles que participaron hace 500 años en la Conquista de México-Tenochtitlan (1519-1521) de perpetrar los primeros casos de corrupción en territorio mesoamericano.

«Apenas desembarcó en Veracruz, el conquistador Hernán Cortés, sin ningún fundamento legal, se auto nombró alcalde. Fue el primer fraude», dijo López Obrador. Cortés fundó la actual Veracruz en abril de 1519 para desvincularse de la autoridad del gobernador de Diego Velázquez, quien no dejaba al extremeño adentrarse por territorio mesoamericano para conquistar nuevas tierras. La misión aprobada por Velázquez estaba limitada a explorar la costa, realizar rescates y negociar con nativos; sin embargo, Cortés creó su propio ayuntamiento para deslindarse de la autoridad del gobernador y, a su vez, establecer la estructura legal sobre la que descansará toda la conquista.

Además, López Obrador leyó una cita textual de las crónicas de Bernal Díaz del Castillo, quien participó en la conquista, en la que cuenta que un tercio del tesoro del emperador mexica Moctezuma II fue repartido entre los capitanes españoles. «El reparto del tesoro de Moctezuma se verificó de manera irregular, cito textualmente lo que dice Bernal: ''Faltaba la tercia parte de ello, que lo tomaban y escondían así por la parte de Cortés como de los capitanes y otros que no se sabía y se iba menoscabando''», dijo López Obrador, quien es presidente de México desde diciembre de 2018.

A continuación, López Obrador afirmó que Cortés «separó el quinto real y se dio a sí mismo otro quinto» y definió estos eventos históricos como los «moches iniciales» que ocurrieron en Mesoamérica, un popular término con el que también se conoce a las «mordidas» en México. Las declaraciones del presidente forman parte de su recurrente discurso maniqueo con el que, en este caso, sutilmente sugiere que los pueblos indígenas eran buenos y fueron corrompidos por los conquistadores, los malos. Esta simple división entre buenos y malos está presente en cualquier opinión que vierte el mandatario, independientemente de la temática que aborde.

Ya en marzo de este año, López Obrador envió una carta exigiendo al Rey Felipe VI que España se disculpe por la Conquista de México por los supuestos «abusos» cometidos por los conquistadores. Miles de tlaxcaltecas y totonacas se aliaron con el millar de españoles que comandaba Cortés para propiciar la caída en 1521 de México-Tenochtitlan.