08
Mié, Abr

Al menos 20 muertos por las protestas contra la ley antimusulmana en la India

Mundo
Typography

Los disturbios de los últimos días son los peores episodios de violencia que ha vivido la capital en décadas

(ABC) Al menos 20 personas han muerto y casi 200 resultaron heridas en los violentos enfrentamientos entre grupos de manifestantes en respuesta a la ley «antimusulmana» en Nueva Delhi y por los que se han impuesto restricciones en varias zonas de la capital india.

«De todas las personas que fueron llevadas al hospital, 189 resultaron heridas y 20 murieron», informó el superintendente médico del Hospital Guru Teg Bahadur, Sunil Kumar Gautam. El número de muertes se ha ido incrementado notablemente después de que los heridos, la mayoría de ellos ingresados en los primeros días, perecieran por la gravedad de las lesiones. Las autoridades médicas no precisaron la causas que llevaron a las muertes.

El estallido violento comenzó el pasado fin de semana tras el encontronazo de dos grupos de manifestantes: unos a favor y otros contrarios a la polémica enmienda de la Ley de Ciudadanía que, a instancias del Gobierno, el Parlamento aprobó el pasado diciembre. Esta ley ha sido duramente criticada por un sector que la considera inconstitucional y antimusulmana.

Los incidentes han continuado todos estos días en el noreste de la ciudad, coincidiendo con la primera visita oficial a la India, que concluyó ayer, del presidente estadounidense, Donald Trump.

En las imágenes de los disturbios se ve a dos grupos enfrentarse con piedras y palos en medio de la calle, y destrozos en los vecindarios. Además puede verse la participación de las fuerzas de seguridad para disolver las protestas con gases lacrimógenos, perdigones y bastones para golpear a las personas.

Aunque la capital india ha sido epicentro de protestas en contra de la Ley de Ciudadanía desde diciembre, cuando la norma fue aprobada, los disturbios de los últimos días son los peores episodios de violencia que ha vivido la capital.

La oleada de protestas contra la controvertida ley dejaron entre diciembre y enero más de una veintena de muertos en todo el país, sin embargo ninguna muerte se había registrado en la capital. La mañana de hoy varios miles de efectivos policiales estaban desplegados en distintas áreas del noreste de la ciudad que se encuentra en aparente calma. Además ha sido impuesta la sección 144 del Código Penal, que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas, entre otras medidas.