03
Vie, Abr

«Parece como si los pulmones de los pacientes de coronavirus se apagan de repente», afirma un enfermero italiano

Mundo
Typography

Ante la escasez de personal sanitario, el presidente de Lombardía anuncia que médicos de varios países, entre ellos China y Cuba, se han ofrecido para ayudar a sus colegas italianos

(ABC) El primer ministro Conte hace un nuevo llamamiento para que los ciudadanos no salgan de casa, salvo por motivos inaplazables

Coronavirus en España y resto de países afectados en directo: últimas noticias del COVID-19

«Parece que los pulmones dejen de funcionar de repente sin una aparente razón”, por culpa del coronavirus que no sigue algún «esquema preciso». Este es el dramático testimonio de un enfermero del San Gerardo de Monza (Emilia-Romaña), un hospital con una tradición de ocho siglos. «Sería bello lograr poner en contacto a los pacientes del departamento de reanimación con sus seres queridos, pero no hay posibilidad, están aislados. Además, no tenemos tiempo de pensar en llamadas, porque hay veces que sin algún motivo los pulmones dejan de funcionar de repente, como si se apagaran, a veces sin que se logre recuperar la situación».

El testimonio de este enfermero del San Gerardo, recogido por la agencia oficial de noticias italiana ANSA, es la narración cotidiana de lo que está ocurriendo en muchos hospitales de las regiones del norte. La epidemia que está dividendo a las familias del personal sanitario. «Muchos de nosotros vivimos solos, después de haber mandado a las familias a casas de amigos y parientes, para no ponerlos en riesgo.

«Permanezcan en casa»

Es muy dura esta situación», manifiesta el enfermero, quien se lamenta que haya todavía gente que no entienda que el coronavirus no es una epidemia como la gripe: «El decreto del gobierno impone a los ciudadanos que se queden en casa, pero evidentemente muchos no lo comprenden todavía; así que por nuestra parte hacemos un ruego, es una oración, después de la petición del Estado, para que la gente se quede en casa». «Si estas indicaciones se respetan –añade- quizás dentro de veinte o treinta días podremos ver una mejoría». Incluso el primer ministro, Giuseppe Conte, ha vuelto a hacer un llamamiento en las últimas horas para que nadie salga de casa, salvo por motivos inaplazables.

Se ofrecen médicos chinos y cubanos

El enfermero señala que «el momento peor es durante la noche, porque somos pocos y el cansancio pesa». Ante la escasez de personal, desde otros países llegan muy valiosas muestras de solidaridad. El presidente de Lombardía ha aparecido en un telediario de la RAI anunciando en la tarde del domingo que, a la vista de la dramática situación de los hospitales, con falta de personal sanitario –son más de 1.000 los médicos, enfermeros, enfermeras y técnicos sanitarios contagiados- médicos de diversos países, entre ellos Cuba y China, se han ofrecido para venir a ayudar a sus colegas italianos.