19
Sáb, Sep

Segundo canadiense condenado a muerte en dos días en China por tráfico de drogas

Mundo
Typography

El Tribunal Popular Intermedio de la ciudad de Foshan, en el sureste de China, anunció hoy la condena a muerte a un ciudadano canadiense por la elaboración y transporte de drogas, la segunda pena de este tipo impuesta a un varón de nacionalidad canadiense en dos días.

(ABC) En un comunicado publicado hoy en su página web, el Tribunal detalló que el fallo, en primera instancia, supone la pena capital para el canadiense Ye Jianhui, además de para el ciudadano chino Lu Hanchang, y la confiscación de todas las propiedades de ambos.

El documento agrega que los otros cuatro acusados como parte del mismo caso deberán cumplir penas de prisión que van desde los 7 años hasta la cadena perpetua, además de confiscar sus propiedades o pagar multas.

Ye es el segundo canadiense condenado a pena de muerte en China por casos relacionados con la manufactura de drogas en dos días, después de que ayer el Tribunal Popular Intermedio de Cantón anunciara la misma condena para su compatriota Xu Weihong.

Tensiones por Huawei

La sentencia se produce en un momento en el que China y Canadá mantienen un pulso por la detención de Meng Wanzhou, directora financiera de la empresa tecnológica china Huawei, acontecida el 1 de diciembre de 2018 a petición de Estados Unidos por una supuesta violación de las sanciones a Irán.

Pocos días después, las autoridades chinas detuvieron a los canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig por presuntas «actividades que ponen en peligro» la seguridad nacional del país asiático.

El pasado mes de junio, la Fiscalía de Dandong, en la provincia nororiental china de Liaoning, presentó cargos contra los dos canadienses de «recopilar, proveer y vender secretos de Estado a fuerzas extranjeras».

Por otro lado, el pasado mes de mayo, una jueza canadiense dictaminó que el proceso de extradición a Estados Unidos de Meng Wanzhou puede seguir adelante.

Mientras que Meng se encuentra en libertad condicional en su mansión de Vancouver a la espera que los tribunales canadienses decidan la solicitud de extradición de Estados Unidos, Spavor y Kovrig están en paradero desconocido en China y no se han hecho públicos detalles sobre su caso.

Estos casos, a su vez, se enmarcan en una pugna entre Pekín y Washington por la supremacía digital, y China cree que el arresto de Meng forma parte de la estrategia de Estados Unidos para desprestigiar y tratar de contener a Huawei como empresa puntera global.