25
Jue, Abr

La CFE se convirtió en un delincuente; me extorsionan desde hace diez años: Andrés García

Municipios
Typography

Me cobran recibos de consumo por montos de 45 mil pesos lo cual es un insulto, dijo

Acapulco, Gro., 28 de enero del 2019(Noticias Acapulco al Desnudo.com) El actor Andrés García, denunció que la Comisión Federal de Electricidad(CFE) se convirtió en un delincuente, al extorsionarme desde hace más de diez años, acusó.El galán de telenovelas, como se le conoce en Acapulco, manifestó que personal de la CFE llegaban a su domicilio por el rumbo de Barra de Coyuca y lo amenazaban que le iban a cortar la luz  y que les pagara en efectivo, cantidades que iban de los 28 a los 40 mil pesos por bimestre, cuando antes pagaba 2 mil pesos.

El artista que camina con mucha dificultad por una enfermedad que lo sigue lastimando, acudió a la Procuraduría Federal de Consumidor(PROFECO) institución del gobierno federal, que a decir de mucha gente es un enorme elefante blanco que no resuelve nada en eso de los abusos tanto de l CFE como de Teléfonos de México(TELMEX).Entrevistados a las afueras de la Profeco, por reporteros del Facebook, el actor expresó su molestia ante los medios de comunicación, por el abuso de la CFE en los exorbitantes cobros en el consumo de energía eléctrica.

En la oficina de la procuraduría del consumidor, asistió también el empresario Humberto Parra, uno de los hombres que ha buscado un cargo de elección popular y nunca ha logrado ganar una elección, quién también se queja por los altos cobros de la energía eléctrica.

Andrés García, hizo un llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, luego de felicitarlo por su aplastante triunfo, para que se haga una investigación en torno a estos abusos.

Enfadado de tantos abusos, el actor se fue a ver a Morelos hablar con los altos mandos de la CFE, denunciando las anomalías en los cobros y luego de algunos días, al investigar de manera particular su caso, encontró que las facturas que le había entregado los trabajadores de CFE en su domicilio eran falsas.