25
Vie, Sep
251 New Articles

Crecimiento inquietante de la violencia en Francia

Política
Typography

Aumentan los crímenes sexuales, los homicidios, los robos, las degradaciones callejeras y racistas, los enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas del orden, y entre fuerzas del orden y bandas suburbanas

(ABC) Crecimiento inquietante de la violencia y la delincuencia, en una Francia en estado de crisis y angustia social: incremento llamativo de los crímenes sexuales, los homicidios, los robos, las degradaciones callejeras y racistas, los enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas del orden, fuerzas del orden y bandas suburbanas.

Según las estadísticas oficiales…

-Las violencias sexuales crecieron en un 12% durante 2019, con un récord histórico de 54.000 denuncias, en toda Francia (67 millones habitantes), entre 140 y 150 casos diarios de violencia sexual.

-Durante los últimos doce meses se consumaron en Francia 970 homicidios y tentativas de homicidios, a tiros, con cuchillos de cocina. «El peor balance de los últimos años», comenta Alain Bauer, profesor de criminología, antiguo condiscípulo y amigo íntimo de Manuel Valls.

-El año pasado, las estafas crecieron un 11% y los robos sin violencia un 3%. El «Observatorio nacional de la delincuencia» comenta: «Se trata de un incremento constante de la violencia y delincuencia de todo tipo. No solamente a las violencias ligadas al mantenimiento del orden, durante un año particularmente difícil. En los casos más sensibles, como los intentos de asesinato, se trata de un retroceso de cuarenta años».

 

El año 2019 estuvo marcado por un fenómeno de nuevo cuño: incremento espectacular de las acciones violentas, de carácter criminal y nihilista, en la periferia de París y otras grandes ciudades, la «banlieue» parisina, siempre al borde de los «ataques de nervios», desde la gran crisis nacional del 2005. Jean-Jacques Brot, prefecto, comenta el problema en estos términos: «En algunas ciudades, como Marsella, la violencia suburbana está muy ligada a la criminalidad. En la periferia de París estamos asistiendo a un fenómeno relativamente nuevo: bandas armadas provocan a las fuerzas del orden, con armas y cócteles “Molotov”, incrementando una violencia no solo criminal».

En ese marco, la gran crisis de la franquicia de los chalecos amarillos, entre finales del 2018 y buena parte del 2019, habituó a París y no pocas ciudades francesas al espectáculo semanal de manifestaciones incontroladas a las que se sumaban bandas nihilistas, como los «black bloc», «estructuras efímeras» del enfrentamiento violento con las fuerzas del orden.