30
Vie, Oct
259 New Articles

Crónica de una promoción política fallida

Política
Typography

Iban a darse baño de pueblo y salieron regañados

 

Acapulco Gro., 19 de septiembre del 2020 (Noticias Acapulco al Desnudo.com) Son las tres de la tarde en la colonia Ex Campo de Tiro, también conocida como la capital de la pobreza de la zona poniente; de repente irrumpen una decenas de autos de lujo, algunos con escoltas y otros en autos viejos donde llevaban todo la indumentaria para el evento de promoción política en el zocalito.

Ver esos autos de lujo, -del año-, como dice el dicho popular, era inusual en una zona pobre de Acapulco. La gente incrédula se acercó al mitin para ver quiénes habían llegado al zocalito y ver cuál es la promesa que traen para la gente. En ese mismo lugar, hace algunas semanas, llegó también el ex alcalde Evodio Velázquez Aguirre, de quién pocos quieren escucharlo, después de haber medio gobernado el municipio.

Aunque el zocalito es una zona relativamente pequeña sin paredes, cabían al menos unas cincuenta personas, algunas sentadas y otras de pie. Al frente, con un fondo de Grafitos, los señores diputados, Moisés Reyes Sandoval, Mariana García Guillen, Yolotzin Domínguez Serna, el escultor de cuerpos, el cirujano y síndico Javier Solorio, quienes arroparon a un mentado Gandhi Cabañas, un señor que nadie sabe de dónde salió, que trae mucho dinero para invertir en la política, entre otros que asistieron al evento. 

Aunque nadie sabe de dónde salió el mentado Cabañas, lo único que se sabe de él, es que trae mucha plata. Ha pagado mucho dinero en espectaculares y portadas de revistas que no circulan y que se regalan en los dispensarios médicos y oficinas de gobierno. 

La idea de estar ahí tenía al menos dos motivos fundamentales, por un lado empoderar a un desconocido que afirma que lleva muchos años apoyando a los pobres y mover la figura del hoy delegado federal, primo del diputado Moisés Reyes, de quién tampoco conoce la gente y le dicen a la gente que AMLO ya le dio el visto bueno para ser gobernador del estado, aún cuando sale muy abajo en las encuestas.

La gente presente, se miraban unos a otros, en la espera de que alguien les dijera que el grupo de Morena, algo les llevaría de regalo, así como han hecho otros candidatos de otros partidos, pero nada, no había señas de regalos a cambio de que los escucharan en la promoción política.

De pronto, de entre los cubrebocas, se escuchaban los murmullos, -amiga, esos de morena no dan ni agua-, risas… a poco, sí, manita. Pero tú sigue escuchando, algún día se cansarán de hablar y se irán.

De pronto el maestro de ceremonias empezó a mencionar a los integrantes del presídium y su participación. Habló la diputada esbelta con tenis de marca, de esos que valen cerca de 4 mil pesos, los de la palomita. Con un acento chilango, intentó imponerse con el público, que intentaba reconocerla en ese lugar donde jamás regresaron después de aquel proceso electoral 2018.

Luego habló la diputada corazón, Yolotzin Domínguez, una mujer carismática, bonachona, que tampoco pudo interactuar con la gente. Al primer momento que empezó hablar la encresparon: ¿Usted quién es?- Perdón, soy la diputada Yolotzin para los que no me conocen. Luego les dijo, ¿Cómo los han tratado mis compañeros, les han ayudado?, - Sin ningún miramiento un señora Juanita la más  bonita, desde su asiento, les gritó: “Ustedes solo vienen en tiempos de elecciones a pedir el voto y ya no se les vuelve a ver”.  Acá nadie nos ha ayudado, quedaron de traernos despensas del ayuntamiento y hasta la fecha seguimos esperando.

La diputada en público, reconoció la Juanita Bonita, le había robado el discurso y que no tenía palabras para contestarle. Sin palabras, habría dicho. Luego volteando a ver a sus compañeros de partido, les dijo: “Tomen nota compañeros de lo que dice la gente para que no vuelva a pasar”. 

Todos en sus comentarios, intentaron meter en la mente de la gente, la figura del mentado Gandhi Cabañas y de Pablo, pero la gente insistía que no sabían quiénes eran y menos que hacían.

Entre la gente, algunos comentaban que el regidor Alain Rodríguez, del Barrio Negro de la Jardín Palmas, se odiaba con la diputada Yolotzin, pero ahora se sentaban juntos y hasta hacían chistes entre ellos, el morbo de la gente por los pleitos entre ambos en redes sociales, eso sí lo recordaban bien.

 El ambiente se tornó cansado por tantas participaciones y algunos ya les daba sueño. Otros poco a poco se fueron retirando. Les dieron algunas playeras con los logos de una asociación civil que usan para hacer promoción política encubierta. Al  final, los autos y camionetas del año se fueron de la colonia pobre, cuándo regresarán se preguntaban las señoras que fueron al evento, tampoco lo saben, ya están acostumbradas a eso.