18
Vie, Ene

Solari crea dos Real Madrid

Deportes
Typography

REAL MADRID...El técnico argentino planifica un equipo de Liga y otro de Copa; pondrá a toda la plantilla en juego

(ABC) La experiencia es un grado y aplicarla en el Real Madrid significa tres grados. Mourinho realizaba un promedio de cuatro cambios cuando los partidos llegaban cada tres días. Ancelotti alcanzó los cinco relevos cuando ganó la Champions y siempre lamentó que la lesión de Jesé le privara de conquistar la Liga. Zidane hizo famoso el equipo A y el equipo B , con canteranos como Morata, Lucas y Nacho, que le permitió obtener los dos títulos principales hace dos años y celebrar tres Copas de Europa en treinta meses.

Santiago Solari asume el legado de todos estos entrenadores y ha trazado un plan para aspirar a los tres títulos, la Liga, la Copa y la ansiada Champions en el Metropolitano. El argentino creará dos Real Madrid diferentes, uno en la Liga y otro en la Copa, con el sostén de tres o cuatro baluartes del equipo que deberán mantener la personalidad del conjunto en ambas competiciones.

Veteranos como Ramos, Varane, Modric y Kroos rotarán para liderar el plan B; no se repetirá el error del CSKA de Moscú (0-3) con un once desordenado, repleto de bisoñez, sin jefes en el campo

Líderes como Ramos, Varane, Modric y Kroos se alternarán en la titularidad del plan B con el fin de perpetuar el carácter y el liderazgo entre los jugadores jóvenes. El fin es mantener la esencia del Real Madrid siempre. Solari sabe que cometió un error con la alineación que presentó ante el CSKA de Moscú, 0-3, repleta de bisoñez. Era un once muy inocente, falto de experiencia, desordenado y el fallo se pagó caro. No volverá a suceder.

El objetivo de esta formación de dos equipos del Real Madrid es mantener a los futbolistas frescos para rendir en buenas condiciones en los dos torneos y llegar a la Champions con la plantilla en buena forma y evaluada con un alto ritmo de competición.

Siete exámenes de enero

Hoy, en Villarreal, el campeón del mundo y de Europa ataca un partido muy importante para mantener sus opciones ligueras. Cuestionamos a Solari que la mayoría de los aficionados piensa que al Real Madrid le faltan algunas piezas, especialmente un rematador, para aspirar a los trofeos. El entrenador es rotundo: «Siempre se puede hablar de los jugadores que un equipo tiene o no tiene, pero la competición es ilusión y está abierta a la magia, no está cerrada. El que compite no le tiene miedo a nada. Nosotros afrontamos con la máxima ilusión la Liga, la Copa y la Champions». Hoy plantará cara a su «primera final» de la cuesta de enero, que consta de siete partidos concentrados en veintitrés fechas. Un encuentro que jugará con el once titular de la Liga, en un sistema 4-1-3-2 muy definido: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro; Lucas, Modric, Kroos; Benzema, Bale. La lesión de Marcos Llorente permite a Casemiro recuperar el protagonismo esta noche.

Llorente, al igual que Asensio, desean ser alta en quince días para entrar en esta rotación constante. Los dos serán hombres importantes en este pulso invernal por seguir vivos en la Liga y en la Copa. Mariano, afectado por una irritación del nervio ciático, pretende reaparecer antes. El Real Madrid le necesita. Es el único ariete nato de la plantilla.

Brahim, la próxima semana

Tras el partido de esta noche, el reparto de esfuerzos comenzará tres días después, el domingo, en la visita de la Real Sociedad. Solari calcula a medio plazo y planifica también las rotaciones con la mirilla puesta en la Copa, el próximo miércoles, frente al Leganés. El plan B tiene posiciones muy claras: Keylor; Odriozola, Ramos (Varane), Nacho (Vallejo), Reguilón; Fede Valverde, Modric (Kroos), Ceballos, Isco; Vinicius, Mariano. Como se observa, los veteranos formarán alternativamente la columna vertebral en el equipo del cambio.

Este proyecto de Real Madrid A y Real Madrid B podrá incluir a Brahim, procedente del Manchester City, en cuanto se ejecute el traspaso, valorado en 14 millones de euros. El malagueño espera estar en la capital de España la próxima semana.

Solari ha concretado este plan con la premisa de no agotar en enero al once titular con partidos cada tres días. Piensa también en la Champions, el claro objeto de deseo de la plantilla. Su idea es cambiar a siete u ocho futbolistas entre los partidos de Liga y de Copa. Solo repetirá ocho jugadores titulares de la Liga en la Copa, y nunca mantendrá los once, cuando la eliminatoria, si se supera al corrosivo Leganés, sea ante otro grande. El técnico argentino asume que no puede exprimir a los titulares en este maratón. El equipo alcanzará este mes su máxima cota física de la temporada, después de tres meses de sufrimiento, y quiere que el plantel sostenga ese nivel a partir de febrero en la Champions. Así se planificó en las tres últimas campañas, que produjeron tres Copas de Europa y una Liga.

La Copa del Rey será el torneo prioritario para Isco y Keylor. El sitio donde reivindicar su titularidad en el equipo A, la que perdieron ante Lucas y Courtois. De ellos dependerá especialmente la continuidad en la competición, ayudados por Odriozola, Ceballos, Nacho, Reguilón, Fede Valverde, Vinicius y Mariano. Los dos futbolistas estarán en la diana del madridismo. Cada partido es un examen para ambos.

Solari se examina por todos. Este mes marcará el futuro del club en la Liga y en la Copa. Las visitas al Villarreal, al Betis y al Espanyol definirán el poderío madridista en el campeonato de la regularidad. El Leganés, que le eliminó hace un año, le pondrá a prueba en el torneo copero. El entrenador dará oportunidades a todos sus pupilos. Es el momento de demostrar que merecen jugar. Arriesgará con cambios radicales y ellos deben devolverle la confianza. Hoy tiene el primer examen.