15
Sáb, Dic

Es urgente terminar con conflictos agrarios que derivan en hechos de sangre: Florencio

Estados
Typography

Chilpancingo, Gro., septiembre 1 de 2017 (IRZA).- El secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, pidió la colaboración del Consejo Guerrerense para el Desarrollo Rural Sustentable para solucionar los conflictos agrarios que terminan “en hechos de sangre”.

Consideró que “sería deseable que este Consejo se pronunciara” no sólo por tener políticas de mayor impulso al desarrollo agropecuario, sino también en la solución a los conflictos por disputas de tierras entre campesinos.

Dijo que no pueden “eludir” que sigue habiendo enfrentamientos entre ejidos, comunidades y pueblos, y que cuando éstos no se resuelven oportunamente “terminan lamentablemente en enfrentamientos trágicos”.

“Muchas veces ignoran la disputa por la tierra entre ejidos y comunidades y pequeñas propiedades, por sobreposición de planos, invasiones de tierras, cuestiones de linderos, pero el hecho es que allí sigue perviviendo un grave problema”, advirtió.

Salazar Adame inauguró este viernes la sesión del Consejo Guerrerense para el Desarrollo Rural Sustentable, en representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, la cual fue presidida por el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural en el estado, Juan José Castro Justo.

A esta sesión acudieron los secretarios de Fomento y Desarrollo Económico, Álvaro Burgos Barrera; de Planeación, David Guzmán Maldonado; el delegado de Sagarpa, Eugenio Treviño García; diputados y líderes campesinos y de organizaciones productoras.

Aquí, Salazar convocó a los integrantes del Consejo a emitir un pronunciamiento para que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que sustituyó a la Secretaría de la Reforma Agraria, “acuda en auxilio de los conflictos agrarios”.

Pero sobre todo para lograr “mayor armonía entre campesinos y se eviten enfrentamientos que suelen terminar en hechos de sangre”, pues agregó que la Sedatu tiene facultades legales, recursos y programas para contribuir en su solución.

Que el campo se convierta en riqueza

El funcionario estatal convocó a los integrantes del Consejo a superar las “diferencias” para enfrentar los desafíos y contribuir a que “el campo verdaderamente sea la riqueza social y económica que merecen los hombres y mujeres que lo trabajan”.

Agregó que el compromiso del gobernador Héctor Astudillo Flores, quien conoce bien el contexto de Guerrero, es impulsar políticas públicas coordinadas para potenciar el desarrollo agropecuario, “más allá de diferencias políticas o ideologías”.

“Lo que menos admiten los campesinos, quienes trabajan en el medio rural, es que se sigan generando problemas que tienen que ver con la integridad, la unidad y visión unitaria que debemos de tener para salir adelante”, les dijo.

Por eso agregó que el esfuerzo del Consejo Guerrerense debe generar viabilidad a sus propuestas y que no sea “una reunión más”, sino que genere acuerdos fundamentales a los cuales se les dé seguimiento y con el tiempo brinden mejores resultados.

En esta sesión, efectuada en un conocido salón de fiestas de esta capital, los representantes de las organizaciones campesinas reprocharon la ausencia de los delegados federales que integran el Consejo, particularmente de José Armenta Tello, de Sedatu, y de Armando Soto Díaz, de Desarrollo Social.

Sin embargo, respaldaron las acciones y políticas públicas que ha implementado el gobierno de Héctor Astudillo Flores para incentivar la producción agrícola y pecuaria en Guerrero, quien además ha contado con el respaldo decidido del gobierno federal.

También pidieron que se incremente el presupuesto para ese sector para el próximo año, en el ánimo de potenciar el campo guerrerense y que éste se convierta en una nueva palanca de desarrollo en la entidad, la cual permitiría mejores condiciones de vida para los campesinos. (www.agenciairza.com)