16
Dom, Dic

El informe de la ONU confirma las mentiras del Gobierno», denuncian los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa

Estados
Typography

Según uno de los padres, la Fiscalía se inventa que fueron quemados en un basurero: «Su mentira es eso, una basura»

Acapulco Gro., 17 de marzo del 2018(ABC).- El informe de la ONU confirma las mentiras del Gobierno. Así, de claros se han manifestado durante una rueda de prensa en México los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, quienes mostraron su firme apoyo al informe de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un documento que señala que al menos 34 personas fueron torturadas por las autoridades en la investigación del caso.

«Nos da la razón. El informe de la ONU señala que los responsables de las torturas son los funcionarios, es la propia Fiscalía, la Marina (el Ejército). Son las instituciones las que encabezaron estas torturas», dijo Melitón Ortega, padre de uno de los estudiantes que desapareció en las proximidades del municipio de Iguala junto con sus compañeros aquella fatídica noche del 26 de septiembre de 2014, cuando se cometió un crimen que hasta día de hoy estremeció México.

Entonces, los 43 estudiantes, que se dirigían a Iguala para organizar una protesta contra la mujer del alcalde, fueron detenidos por las autoridades antes de llegar al municipio. A partir de ahí, la historia se divide en dos: la oficial y la de los familiares. De acuerdo con el Gobierno mexicano, los estudiantes fueron entregados por la policía a un cártel local llamado Guerreros Unidos, quienes los llevaron a un basurero en el pueblo de Cocula, donde fueron ejecutados y quemados. Esta versión se basa en el testimonio de más de cien detenidos.

Del otro lado, los familiares aseguran que desde el Gobierno se ha tratado de ocultar la verdad, que sus familiares están vivos y que la versión oficial no se sostiene científicamente, dado que peritos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos consideraron que los estudiantes no pudieron haber sido quemado en dicho basurero. «Las personas que desvelaron lo del basurero lo dijeron bajo tortura. La Fiscalía se inventa que fueron quemados en un basurero, su mentira es eso, una basura», señaló Emiliano Navarrete, otro de los familiares de los desaparecidos.

El informe publicado por la ONU, de unas 65 páginas, acusa a los investigadores mexicanos de haber cometido delitos de tortura que, además de ser un crimen, complica el esclarecimiento de la verdad sobre qué ocurrió con los 43 estudiantes. En total son 34 sospechosos en los que el organismo internacional ha constatado casos de tortura, de un total de 64 que investigó. Y, precisamente, entre esa treintena se encuentran los sujetos clave que hablaron sobre el basurero de Cocula, donde hasta el momento se han encontrado los restos de Alexander Mora, el único de los 43 estudiantes que ha sido hallado por el momento.

Asimismo, los familiares tacharon de «irrelevante» la reciente detención de Erick Uriel N, alias «La Rana», presunto sicario del cártel Guerreros Unidos según varias de esas confesiones. «Para nosotros no es relevante, ya que lo de “La Rana” apunta otra vez al basurero», consideró Epifanio Álvarez», otro de los familiares. «No vamos a permitir que cierren la historia con la detención de “La Rana”», comentó otro de los familiares, quien cerró su intervención con la icónica demanda del grupo de «vivos se los llevaron, vivos los queremos».