22
Sáb, Sep

Uno de cada cuatro chavos presos tiene entre 16 y 17 años

Estados
Typography

Uno de cada tres de los adolescentes que se encontraron en el sistema de justicia

Milenio Digial y Rafael Montes

Ciudad de México, 03 de septiembre del 2018Uno de cada cuatro adolescentes presos en México tiene entre 16 y 17 años, además casi 8 de cada 10 apenas terminaron su educación primaria, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) que por primera vez aplicó la Encuesta Nacional de Adolescentes en el Sistema de Justicia Penal (ENASJUP).

Con ésta se busca conocer las características sociodemográficas y socioeconómicas, antecedentes familiares y jurídico-penales y expectativas de reinserción social de los jóvenes presos en México.

De acuerdo con este instrumento, en 2017 de los adolescentes en el sistema de justicia penal, 59.4 por ciento tenía entre 18 y 22 años, 25.5 por ciento tenía entre 16 y 17 años; 95.3 por ciento sabía leer y escribir, y 75.9 por ciento tenía estudios de educación básica.

También, 39.3 por ciento de los adolescentes en el sistema de justicia penal abandonó su hogar por lo menos una vez en su vida, en promedio a sus 14 años con 2 meses de edad. Uno de cada tres se fue a vivir con amigos, 17.7 por ciento, con un novio o novia y 6.1 por ciento, a la calle.

Se informó que 46.7 por ciento de las mujeres adolescentes en el sistema de justicia penal en 2017 se había embarazado por lo menos una vez en su vida, y 18.6 por ciento se había practicado un aborto.

Además, 50.5 por ciento de los adolescentes en el sistema de justicia penal con sentencia fue acusado por delitos del fuero común, mientras que 15.9 por ciento por delitos del fuero federal.

Uno de cada tres de los adolescentes que se encontraron en el sistema de justicia penal durante 2017 fue detenido inmediatamente después de realizar el acto ilícito.

A LA CÁRCEL

Un juez del Estado de México condenó a 43 años de prisión a Emir Garduño Montalvo, conocido como #LordRollsRoyce, por el delito de extorsión.

Este hombre alcanzó notoriedad en 2016 por mandar a uno de sus guardaespaldas a golpear a un automovilista que lo rebasó y se puso adelante de su Rolls Royce.

El caso por el que fue sentenciado se refiere a uno ocurrido en octubre de 2015, cuando Garduño Montalvo acudió a una empresa de préstamos en efectivo para exigir la entrega de contratos de varios vehículos que había empeñado.

Ahí amenazó a uno de los empleados e incluso lo mantuvo retenido a bordo de un auto.