11
Mar, Dic

Padre e hijo secuestrados en Acapulco son presentados por la Fiscalía de Guerrero como presuntos homicidas del empresario César Zambrano

Estados
Typography

Familia denuncia que bajo tortura fueron llevados de Acapulco a Zihuatanejo donde supuestamente fueron detenidos. Foto: Internet

 

Acapulco Gro., 22 noviembre del 2018(Noticias Acapulco al Desnudo.com) Familiares de Juan Alejandro y Rodrigo Tapia denunciaron ante un medio de comunicación de la Ciudad de México, que en Guerrero, padre e hijo fueron secuestrados y días después presentados como probable responsables del asesinato del empresario César Zambrano.

Betsabed Uribe, esposa de Juan Alejandro, mostró un vídeo cuando sujetos armados el pasado 4 de noviembre lo secuestraron y se lo llevaron a bordo de una camioneta color blanca sin placas y posteriormente le hablaron por teléfono para pedirle 150 mil pesos a cambio de su libertad.

Según narra Besabed, vía telefónica, uno de los secuestradores le mencionó que fuera a un hotel en Acapulco, a llevar el dinero y que en una hora serían liberados.  Sin embargo, no a completó los 150 mil que le pedían y solamente alcanzó a llevarles 90 y luego otros 30 mil pesos más.

Después de estos hechos, la esposa de Juan Alejandro, junto a su hijo Rodrigo Tapia, revisaron los videos del secuestro y decidieron poner la denuncia ante el Ministerio Público. Rodrigo cuando iba camino a la Fiscalía fue interceptado por un grupo armado y se lo llevaron con rumbo desconocido.

En un trabajo periodístico conjunto, Marco Coronel y Víctor Olvera, informaron en un canal de televisión nacional, que padre e  hijo, secuestrados en Acapulco, fueron presentados por el gobierno de Guerrero, como presuntos responsables del asesinato del empresario César Zambrano el pasado 26 de octubre.

De acurdo a la denuncia presentada por la familia, tanto el padre como el hijo, fueron presentados el 7 de noviembre por el Fiscal General de Guerrero, Jorge Zuriel de los Santos, asegurando que los detenidos fueron detenidos en Zihuatanejo cuando intentaban vender la camioneta que días antes le había quitado al empresario.

Sin embargo,  la esposa, cuenta que después del secuestro de padre e hijo, nunca imaginó verlos en fotografías circulando en redes sociales como asesinos del empresario Zambrano.

Cuando por fin logró platicar con ellos en el interior del penal en Acapulco, Rodrigo su hijo, le dijo que había sido torturado por los hombres armados y que le derritieron un tuvo de plástico en su cuerpo y que después le arrancaban con todo y piel. Que se los llevaron tapados de cara de Acapulco a Zihuatanejo, donde los bajaron de una camioneta y les empezaron a tomar fotografías.

Ante estos, hechos la familia de Juan y Rodrigo Tapia, pide a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que se investigue estos lamentables hechos, donde además de que fueron secuestrados y pagaron 90 mil pesos y luego otros 30 mil más, sus pariente fueron torturados e involucrados en un homicidio que no cometieron.