15
Sáb, Dic

Fuga de jurados en el inicio del juicio al Chapo en Nueva York

Mundo
Typography

El miedo a las represalias de los narcotraficantes entorpece el proceso

 

Acapulco Gro.m 13 de noviembre del 2018(ABC) Ayer se abría en Brooklyn el telón del juicio de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, más conocido como «el Chapo», en los juzgados federales de Brooklyn, en Nueva York. Después de meses de trabas procesales y de una semana dedicada por completo a la elección de los jurados que decidirán su suerte penitenciaria, el día estaba marcado para empezar a escuchar las consideraciones de la acusación y de la defensa sobre los méritos del considerado jefe del violento cartel de Sinaloa para ser enviado a la cárcel o absuelto.

La vista, sin embargo, sufrió nuevos retrasos por un asunto que se ha convertido en familiar en el juicio: jurados que no quieren decidir sobre el futuro de un narco conocido por las represalias a sus enemigos. Eso, a pesar de que el juez que preside el juicio, Brian Cogan, ha otorgado a los jurados anonimato y protección policial durante los meses que durará el proceso. Ayer, una miembro del jurado se presentó con una nota de su médico que aseguraba que no podía participar en el juicio por cuestiones médicas.

«He recibido una nota manuscrita que detalla problemas médicos relacionados con su elección como jurado», explicó Cogan a las partes, según el diario «The New York Post». «Está persona ha tenido ansiedad y disgusto desde su elección. Si le hiciera preguntas podría acabar en una crisis nerviosa».Se trata de la misma persona que rompió a llorar la semana pasada nada más conocer que era una de las elegidas para el jurado. Eso no fue suficiente entonces para cambiar la decisión de Cogan, que la mantuvo en la lista, después de que la gran mayoría de los candidatos, por diversas razones, tuvieran que ser desechados. Ayer, sin embargo, consideró que ya no está en condiciones de seguir en el juicio y hubo que regresar al proceso de selección de jurados para encontrar a un sustituto.

El desempeño como jurado es una obligación legal en EE.UU., de la que solo puede excusarse si el juez así lo considera. Ayer, otro jurado trató de abandonar el juicio. Sus razones eran económicas: se espera que el procesamiento del supuesto narco se alargue entre tres y cuatro meses, y aseguró que era trabajador por cuenta propia y se arruinaría si está tanto tiempo lejos de su negocio. En esta ocasión, sus razones no convencieron al juez.