15
Sáb, Dic

Un tiroteo entre bandas de narcos rivales deja al menos 14 muertos en Chihuahua

Mundo
Typography

El grupo La Línea y el Cártel de Sinaloa se disputan el control de un territorio clave para el paso de la droga hacia EE.UU.

Acapulco Gro., 07 de julio del 2017 (ABC) Un tiroteo entre dos bandas de narcotraficantes rivales este miércoles en el norte de México dejó un saldo de al menos 14 muertos, según confirmó el portavoz de la Fiscalía local, Félix González. Las autoridades rebajaron el jueves el número de víctimas mortales de 26 a 14, aunque precisaron que la cifra podría subir. El enfrentamiento se produjo en el pequeño municipio de Las Varas, localizado en el Estado de Chihuahua, entidad fronteriza con Estados Unidos.

El tiroteo se dio entre células criminales del grupo La Línea y del Cártel de Sinaloa, dos organizaciones delictivas que se disputan el control de este territorio clave para el paso de drogas entre EE.UU. y México. El suceso tuvo lugar en una zona cercana al denominado como Triángulo Dorado, una extensa región de difícil acceso que es aprovechada por los narcotraficantes para los cultivos de marihuana y sobre todo de amapola, esencial para la producción de heroína.

El enfrentamiento en Las Varas es un episodio más dentro de la escalada de violencia que vive México en 2017. Con algo más de 2.186 asesinatos hasta mayo, este es un año récord de homicidios para el país desde que comenzó a contabilizarlos en los años 90.

Desde la extradición de «el Chapo» Guzmán a EE.UU., el antiguo líder del Cartel de Sinaloa, la zona norte de México ha entrado en una espiral de violencia entre facciones de la organización que buscan con hacerse con el control, mientras que a su vez aumentan los enfrentamientos con cárteles rivales. Justo el fin de semana pasado se registraron 55 asesinatos entre Chihuahua y Sinaloa.

Visita de John Kelly

El suceso coincidió este miércoles con la llegada a México del secretario de Seguridad de EE.UU., John Kelly, quien estará en el país hasta el viernes para reunirse con Peña Nieto, además de otros miembros de su Ejecutivo, y discutir que nuevas medidas tomarán ambos países para cooperar en la lucha contra el narcotráfico.

«La razón por la que existe un flujo de drogas es por la demanda y no hacemos casi nada sobre eso», reconoció Kelly hace un par de meses en Washington en unas declaraciones que fueron aplaudidas en México y que demuestran el compromiso de la Administración Trump por seguir cooperando con su vecino del sur en este punto.

El encuentro del miércoles entre Peña Nieto y el secretario de Seguridad de EE.UU. sirvió al presidente mexicano como reunión previa antes de que se vea las caras el viernes y el sábado en la Cumbre del G-20 en Hamburgo con el presidente Donald Trump, con quien todavía no se ha reunido desde que el Republicano se instauró en enero en la Casa Blanca.