19
Mié, Dic

Quadratín Guerrero, franquicia convertida en el instrumento de persecución contra Evodio Velázquez

Municipios
Typography

La membresía, se ha convertido la sombra del edil, que lo vigila día y noche. El director de esa empresa del multi millonario Walton Aburto, se encarga personalmente de perseguirlo

Acapulco Gro., 26 marzo del 2018.- La membrecsa Quadratín Guerrero, se ha convertido en el brazo político armado del empresario podrido en dinero, Luis Walton Aburto, invencible para la delincuencia debido al séquito de elementos de seguridad que lo cuidan, y desde donde ataque sin piedad contra sus detractores políticos.

El director de esa agencia de noticias, -muy cuestionada por sus notas poco serias- Ricardo Castillo se ha encargado de la marcación personal en contra del alcalde, a quién lo vigila y con celular en mano, lo persigue hasta encontrarlo y no precisamente para entrevistarlo sino para hacerle la vida pesada.

Recientemente, mientras el edil, estaba en el llamado Domingo de Ramos, en la catedral en el zócalo del puerto, junto a su esposa e hijos, en una de las bancas, lo acechaba el director de Quadratín, en la espera de cualquier movimiento para filmarlo.

Ante la presencia de muchos feligreses, que iban a lavar sus culpas o pecados, el edil preparaba su palma para que el cura se la bendijera. No muy lejos casi en marcaje personal, lo estaba apuntando con el celular por lo que el alcalde se le acercó a decirle que respetara su privacidad y su vida de familia, pero al hacerse de palabras, el aseguró que se trataba de una amenaza.

Y es que cuando no es el director de Quadratín, son los columnistas quienes arremeten contra el presidente municipal perredista por consigna del propietario de la firma, Walton Aburto. Cabe señalar que esa agencia ha sido desmentida en varias ocasiones por la irresponsabilidad de sus reporteros quienes han publicado notas no ciertas, como la caía de una avioneta y la muerte de una restaurantera.

Y es que ya es común que políticos en desuso, con poder económico se estén apropiando de medios de comunicación, para acaparar convenios millonarios y desde ahí, usarlo como brazo político armado que se usa para golpear mediáticamente a sus detractores.