18
Lun, Mar

Epicentro/ El ocaso de los proyectos de papel y la pérdida de empleos

Municipios
Typography

Acapulco Gro., 24 de diciembre del 2018(Noticias Acapulco al Desnudo.com) Estamos en la ante sala del 2019, se va el año y con el los ambiciosos proyectos editoriales que en algún momento de la historia eran más que necesarios. La llegada de la tecnología y las nuevas formas de comunicación, en el Internet con las llamadas “benditas”, redes sociales y los proyecto de noticias digitales, ahogaron a los periódicos y revistas en todo el país.

 

En los estados unidos, muchos periódicos de gran tamaño y peso, ya no son, unos cerraron y otros hicieron la conversión a la web.En Guerrero, la situación no es diferente, los pocos periódicos diarios y revistas ya van a la debacle. La crisis del papel ya llegó, y aunque empresarios de la comunicación se niegan reconocer este hecho, el desplome de la circulación y las ventas ya son los primero avisos que esos negocios van a la quiebra. Algunos periódicos en Guerrero, ya empezaron a sentir la crisis con los recortes a los convenios de publicidad y en reacción inmediata -EL SUR- empezaron a correr a sus trabajadores, acusando al gobierno de ser el culpable, lo cual parece no tan cierto. Cuando alguien va a los puestos de periódicos en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Zihuatanejo y Taxco, observa que ya casi no hay periódicos y revistas, en vez de eso, hay   de dulces y cigarros. Algo tienen que vender, en vista de que el Internet le pegó duro y también las redes sociales, dijo un voceador en este municipio. Con la amenaza de cierre de los periódicos, está también la pérdida de empleo y mano de obra  barata, en un mundo donde la actividad del periodista es de alto riesgo, por el número de reporteros, columnistas y fotógrafos asesinado a todo lo largo y ancho del país, en una zona donde parece no haber castigo para los responsables y que es ya una invitación a matar a periodistas. El año que se avecina, será uno de los más complicados no solamente para los empresarios de la comunicación, sino para el periodista mismo. Con las reformas a la leyes y la creación de la llamada Ley de Comunicación Social, que busca entre otras cosas,  no alimentar proyectos de comunicación fantasmas, en la que los propios políticos hacían negocio redondo con los presupuestos en ese rubro. Pero de paso, se llevan a proyectos emergentes que con la asignación de raquíticos recursos, no pueden crecer y apenas si subsisten.  En los hechos, se sigue privilegiando a los amigos, gente a fin del funcionario encargado de aplicar esta Ley de Comunicación Social.