19
Lun, Nov

Iniesta confirma su adiós entre lágrimas

Deportes
Typography

El futbolista comparece acompañado por su familia, directiva, técnicos y plantilla para anunciar que marcha a jugar a China, acompañado por su familia, por la directiva azul grana, por el cuerpo técnico y arropado por la plantilla del Barcelona, Andrés Iniesta ha anunciado su marcha del Barcelona.

Acapulco Gro., 27 de abril del 2018(ABC).-En una rueda de prensa multitudinaria, en una sala completamente abarrotada (más de 40 televisiones y más de 100 periodistas), el manchego ha comunicado su decisión de dejar el club azulgrana, al que llegó cuando únicamente tenía doce años y en el que se ha consolidado como capitán y una de las piezas más importantes de la historia de la entidad.

Se marchará con un palmarés espectacular, con 32 títulos, entre los que estarán 4 Champions League y los que hay que sumar un Mundial y dos Eurocopas con la selección española. El fútbol chino será su próxima parada, la previa al destino final de su retiro.

Con la voz entrecortada y los ojos inundados de lágrimas pronunció su primer mensaje de despedida. «Esta rueda de prensa es para hacer pública la decisión de que esta temporada es la última aquí. Es una decisión muy meditada, muy valorada, muy pensada a nivel interno conmigo mismo, a nivel familiar. Entiendo que después de 22 años aquí sé lo que significa ser jugador de este equipo, el mejor equipo del mundo.

Sé lo que significa la responsabilidad de ser capitán de este club. Es el club que me lo ha dado todo y entiendo que mi etapa acaba este año. Siempre he entendido que este club que me acogió con 12 años se merece lo mejor de mí, como he hecho hasta ahora, y entiendo que en el futuro cercano no podría darle lo mejor de mí a nivel físico ni a nivel mental. Si hubiera podido escoger una manera de despedirme hubiera sido ésta. Es un día muy difícil para mí porque llevo aquí toda la vida y es muy complicado decir adiós. No me perdonaría vivir ninguna situación incómoda en el club que me lo ha dado todo.

No yo ni el club nos la merecemos. Lo que soy hoy como jugador y persona ha sido gracias al club y a La Masía», explicó, antes de un largo discurso de agradecimiento hacia sus compañeros, familia y amigos. «Hace 22 años vinimos en un coche, hoy están conmigo, y 22 años después estoy aquí con la persona más maravillosa que me he encontrado en la vida, que es mi mujer y que nos hemos regalado estos tres tesoros que tenemos», añadió en referencia a su esposa Anna y a sus tres hijos. Y concluyó: «Gracias a todos los culés que me han visto crecer y me han apoyado en las buenas y en las malas».

«Me quedo con mi debut en Brujas. Hasta ese día todo era un sueño y a partir de ahí se convirtió en realidad», apuntó, antes de señalar que «ha habido días que pensaba en marcharme y otros en quedarme». Ha sido un proceso largo y duro pero ha decidido ser fiel a sus palabras cuando renovó: «Si no puedo darlo todo no sería feliz». Iniesta no quiso desvelar cuál será su equipo a partir de la próxima temporada, aunque es un secreto a voces que jugará en la Superliga china: «Aún hay cosas por hablar y por cerrar. Siempre he dicho que no competiría nunca contra mi club. Todos los escenarios que no sean Europa podrían ser. Cuando acabe la competición ya decidiremos dónde vamos».

Y reiteró los motivos de su decisión: «No quiero engañarme. En unos días cumpliré 34 años y me he exprimido al máximo, me he dejado el alma por este club y creo que ha llegado el momento. Entiendo que de aquí en adelante, por motivos naturales y de ley de vida, todo va a costar algo más. Nunca me sentiría feliz si siento que no le doy lo mejor a este club. Pero se abrirán otras aventuras y otros retos».

El manchego recibió disculpas públicas por parte de France Football, revista que otorga el galardón del Balón de Oro, por no haberle concedido el premio. «No tengo nada que comentar que no haya dicho otras veces. No es ninguna espina ganar o no un Balón de Oro. Estar presente en las nominaciones del 2010, junto a Messi y Xavi, ya fue algo mágico y mi percepción del fútbol o felicidad no depende de si tengo un Balón de Oro.

Me quedo con el respeto y el cariño que tengo de mi gente más cercana». La humildad fue el tono de sus palabras. Puso punto y final a su comparecencia de la misma manera como la empezó: «Quiero ser recordado como un gran futbolista y una gran persona. Esperpo haberlo conseguido. Al final, el fútbol pasa y lo qye quedan son las personas»