12
Mié, Dic

Piden libertad de Gonzalo Molina González; su salud empeora en el penal, dice su esposa

Estados
Typography

Chilpancingo, Gro., Septiembre 07 del 2017 (IRZA).- La familia de Gonzalo Molina González, preso en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de esta ciudad capital por los presuntos delitos de delincuencia organizada y secuestro, robo específico y lesiones agravadas, entre otros cargos, insistieron en su liberación debido a que está enfermo y porque ya cumplió más de 4 años de condena.

Gonzalo Molina fue detenido por los mencionados supuestos delitos, cuando era líder de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), en el municipio de Tixtla. Se encuentra preso en el penal de Chilpancingo desde noviembre de 2013, después de que el 27 de agosto del mismo año, la policía comunitaria a su cargo desarmó a municipales de Tixtla en protesta por la detención de la comandanta de la Policía Comunitaria en Olinalá, Nestora Salgado, la que, a su vez, vive ahora en los Estados Unidos de Norteamérica.

Este jueves en conferencia de prensa, la esposa de Gonzalo Molina, pidió a las autoridades correspondientes su libertad para que sea atendido de “su deteriorado estado de salud”.

La cónyuge pidió a las autoridades correspondientes la libertad de Gonzalo Molina González, pero también la de Arturo Campos Herrera y Samuel Ramírez Gálvez, sus compañeros de armas igualmente presos por los mismos delitos.

Gonzalo Molina padece de una gastritis crónica y ya ha sido operado en tres ocasiones, dijo su esposa.

Ausencia Honorato denunció la falta de atención y medicamentos al interior del reclusorio, lo que empeora aún más la situación de su esposo.

Aseguró que tanto su esposo, como Arturo Campos y Samuel Ramírez, se encuentran presos sólo por luchar por la seguridad de su pueblo y a casi cuatro años no han visto algún avance para sus liberaciones.

Durante la conferencia se presentó al abogado Enrique González Ruiz, ex rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, quien a partir de esta fecha se hará cargo de la situación jurídica de los tres reclusos.

González Ruiz dijo en la conferencia que los tres detenidos son rehenes del Estado para evitar la formación y permanencia de policías comunitarias.

"Ellos no están acusados de haberse robado una vaca o asaltado. Fueron acusados por una serie de delitos que se han desvaneciendo, como son: delincuencia organizada, secuestro, acciones sumamente fuertes que son propias de grupos delincuenciales”, dijo.

Agregó el defensor de Gonzalo Molina que las autodefensas surgen por actos de defensa legítima de los pueblos, que cuando no funcionan los mecanismos normales de autoridad los pueblos se arriesgan y forman estas policías comunitarias. (www.agenciairza.com)