17
Lun, Dic

En Posquelite, el gobierno federal ofreció 590 metros de pavimento a cambio de que le mostraran la fosa donde enterraron a dos guerrilleros

Estados
Typography

A más de 44 años, la sombra de la Guerrilla de Lucio Cabañas aún los cubre, pero siguen en la marginación, pobreza y abandono. Foto: RETO DIARIO

Posquelite, Gro., 13 de junio del 2018 I(Noticias Acapulco al Desnudo.com) En Posquelite, comunidad apartada de la Sierra perteneciente al municipio de Coyuca de Benítez, el gobierno federal, pavimentó 490 metros de carretera a cambio de que habitantes de la zona, revelaran el sitio exacto donde fueron enterrados los cuerpos de combatientes guerrilleros que estaban en lucha con el profesor rural Lucio Cabañas Barrientos, comandante en jefe de la guerrilla en los años 70.

El 15 de junio del 2014 un equipo de antropólogos de la Universidad Autónoma de México (UNAM) así como personal de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México acompañados de la llamada Comisión de la Verdad de Guerrero (Comverdad) llegaron a Posquelite que a más de 44 años de aquel enfrentamiento donde perecieron un guerrillero de Lucio Cabañas, aún sigue en el olvido, pues no hay agua potable, ni tampoco escuelas de nivel superior, la única secundaria de CONAFE con al menos 10 alumnos, tiene que pagar 174 pesos al mes para que el maestro les imparta clases y este año no hubo profesor para el nivel de preescolar.

Habitantes de ese poblado afirman, que, si no fuera porque ahí soldados del Ejército sepultaron al guerrillero, jamás podrían tener la dicha de caminar por una calle con pavimento. Eso fue lo único que les dio el gobierno federal de toda la historia que se vivió y que los campesinos aún recuerdan como si fuera ayer. En esa ocasión los comisionados de la Comisión de la verdad, Nicomedes Fuentes García y María del Pilar Noriega García, participaron en extraer los restos del guerrillero sepultado de manera clandestina en las inmediaciones de un cerro.

En aquella ocasión los comisarios realizaron la función de auxiliares del Ministerio Público, porque según así los faculta la ley, para llevar a cabo la exhumación del cuerpo, pero en su figura de autoridad de Posquelite, no han podido ejercerla al gestionar obras y servicios a esa comunidad de la Sierra de Coyuca de Benítez. La población no rebasa los 250 habitantes y la mayoría de las personas viven del campo.

A no más de cuatro kilómetros y medio de Posquelite, se localiza el poblado de la Pascua que según pertenece al municipio de Atoyac de Álvarez Guerrero, zona donde aquel 8 de septiembre de1974 fue liberado por un grupo especial del Ejército, el gobernador de la entidad, Rubén Fugueroa Figueroa, luego de permanecer secuestrado por el comandante de la guerrilla Lucio Cabañas Barrientos.

La sombra de los dos guerrilleros que al parecer se habrían enfrentado por varias horas con fuerzas del Ejército mexicano en el cerro de las Calvellinas sigue cubriendo al Posquelite.  Aunque solamente se encontró los restos óseo de uno, la pesada piedra del silencio que guardaron los pobladores por más de 40 años se rompió con el ofrecimiento que le hizo el gobierno federal de pavimentarles 590 metros de la calle principal, porque fue todo lo que han recibido desde entonces.