11
Mar, Dic

López Obrador les mueve el tapete…antes de nombrarlos

Estados
Typography

México, 13 de julio(Estado Mayor).- La declaración del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que los titulares de la SEDENA y la SEMAR estarán, también, sujetos a la revocación del mandato, es el cambo más importante en la naturaleza del mando castrense.

No solamente les “mueve el tapete” antes de nombrarlos, sino que rompe con atavismos ancestrales, gestados en el miedo de los civiles a los militares, que han permitido que los titulares de la SEDENA y la SEMAR sean inmutables, pase lo que pase.

Excepción de Mauricio Scheleske que “renunció” al cargo de Secretario de Marina durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, mucho se dijo de presuntas ligas con el narcotráfico en su entorno, no ha habido cambios en esos mandos desde los años cincuentas del siglo pasado.

De tal forma que llegar a esas oficinas equivalía, hasta este sexenio, a un manto de impunidad y una permanencia asegurada.

Lo que ha venido alimentando la frustración de muchos cientos de miles de militares que sienten, saben que por mucho que se quejen o denuncien, no habrá cambio ni siquiera alguna investigación.  Y todo se quedará en los “chats” militares donde se expresan sus contrariedades y comparten información de lo que está mal o muy mal en las instituciones.

Lo que vino a decir López Obrador es que habrá escrutinio.  Desde el primer día.  Y que su decisión, fundamentada en las “ternas” que le presenten, tiene vuelta de hoja.  Que igual uno es el jefe militar que inicia en su Gabinete y otro, u otros, quienes lo acompañan en otros tramos del sexenio.

Esto va a cambiar mucho.  Equivale a la orden de “andarse con pies de plomo”, significa un NO rotundo a la soberbia y la prepotencia que parecerían haber acompañado a sus nombramientos.  También un NO rotundo a los negocios familiares, de hijos, yernos, y demás parientes.