18
Vie, Ene

López Obrador presenta presupuestos sociales con señales de certidumbre a los mercados

Mundo
Typography

Presenta unas cifras de gasto prudente, en las que se marca el firme objetivo de cerrar el año próximo en superávit fiscal primario

 

(ABC) El gobierno de México, presidido por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presentó el fin de semana los presupuestos del país para el 2019, las primeras cuentas federales bajo el mandato del izquierdista que marcarán el rumbo de su Sexenio, que termina en 2024. Y el resultado son unos presupuestos austeros que priorizan el gasto social, pero con los que trata de enviar una señal de certidumbre a los mercados con unas cifras de gasto prudente y en las que se marca el firme objetivo de cerrar el año próximo en superávit fiscal primario, es decir, antes de intereses.

«Evitamos el gasto superfluo, había mucho derroche para todo», dijo en rueda de prensa López Obrador, quien bajó su salario bruto como presidente de México a 155.835 pesos mensuales (unos 6.805 euros), aproximadamente un 37% menos que los 214.944 pesos brutos que ganaba Enrique Peña Nieto, su antecesor. El presupuesto prevé que ningún funcionario pueda ganar más que el presidente, una controvertida medida que ha sido puesta temporalmente en suspenso por la Suprema Corte del país después de que varios trabajadores públicos que gozan de onerosos sueldos presentaran una demanda legal.

Subida de salario mínimo

Los presupuestos de México para 2019, además, cancelan la pensión que recibían los expresidentes del país. «Que se serenen», dijo AMLO a aquellos exmandatarios que han expresado su disconformidad con la medida, como es el caso de Vicente Fox (2000-2006). «¡Qué abuso de López Obrador! ¡Increíble! Asignarse un sueldo millonario de 83 veces el salario mínimo», dijo irónicamente Fox en su cuenta de Twitter. Y es que, a su vez, el presidente anunció que elevará el salario mínimo en México que cobran los trabajadores de 88,36 pesos al día (3,85 euros) a 102 pesos (4,45 euros) diarios, mientras que en los estados fronterizos con Estados Unidos subirá a 176 pesos (7,68 euros).

«Primero los pobres» dijo AMLO tras ganar en junio las elecciones en México, un país donde el 43,6% de la población vive en pobreza, de acuerdo con estimaciones oficiales. Precisamente, las cuentas destinan un total de 3,3 billones de pesos (148.170 millones de euros) en bienestar social e igualdad para 2019, un aumento del 6% en términos reales comparación con los datos del año pasado. Estos recursos estarán destinados para pensiones, ayudas a las personas indígenas y asistencia para discapacitados, entre otras partidas sociales.

El gasto en educación es una de las principales patas en las que se apoyan las cuentas que López Obrador entregó al Congreso mexicano y que se espera que sea aprobado en las próximas semanas, ya que su partido, Morena, tiene mayoría en la Cámara y el Senado. Destinará un total de 44.300 millones de pesos (1.877 millones de euros) para ofrecer becas a jóvenes desempleados, además de incluir una partida para construir un total de 100 universidades públicas en municipios con menos de 45.000 habitantes en los que la población vive en pobreza.

Mientras tanto, el veterano político, de 65 años, se ha marcado el ambicioso objetivo de aumentar a 2,6 millones de barriles la producción de petróleo al día en el país para 2024. México actualmente produce unos 1,7 millones de barriles diarios. Para lograr esa meta, la estatal Pemex incrementará presupuesto en un 20%, una inyección de capital con el que estima gastar unos 464.000 millones de pesos (20.262 millones de euros) en 2019. Con este aumento del gasto, el presidente espera que la compañía consiga crecer en un 10% su producción durante el próximo ejercicio, un porcentaje con el que el país recibiría unos ingresos extra con los que sostener sus cuentas.