19
Lun, Nov

Solicito un préstamo para curar a su esposo, empeoró, murió, le hicieron los nueve días, el cabo de año y el dinero nunca llegó

Municipios
Typography

Jubilada  y pensionada cuenta la historia de lo que le hicieron en el  ISSSPEG

Acapulco Gro., 15 de agosto del 2018(Noticias Acapulco al Desnudo.com) Ana María Regalado Garrido, mujer pensionada y jubilada del SUSPEG solicitó un préstamo personal para curar a su esposo, Benito Orbe, que al  no ser tratado adecuadamente por falta de recursos económicos, empeoró y finalmente murió.
Regalado Garrido,  no olvida aquellos momentos de angustia y desesperación, cuando por más que intentó salvar a su esposo de las garras de la muerte, por falta de dinero, no pudo y el préstamo que pidió al ISSSPEG nunca le llegó.
Tras la muerte de su esposo, pasaron los llamados nueve días y tampoco le dieron el dinero del préstamo, hasta que paso el cabo de año y meses después le entregaron el dinero producto de su caja de ahorro.
El trámite lo hizo con Feliciano Pérez Jiménez,  eterno presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados  del estado de Guerrero número 2. Cuando su esposo estaba enfermo, recuerda Regalado Garrido,  que le dijeron que no había recursos, aún cuando era su propio dinero que le habían descontado de su quincena en la  caja de ahorros.
El peregrinar de Acapulco a Chilpancingo al menos diez veces para ver si ya salía su préstamo, forman parte del infierno que le tocó vivir en lo engorroso que es pedir de tu propio dinero dice molesta a este periodista.
Continua diciendo que con mucha impotencia miraba como a otros sí le daban preferencia y sus préstamos salían a la sorda.  Esto que ella vivió es una injusticia que nunca olvidará y llevará el resto de su vida.
Y es que los dirigentes del SUSPEG David Guzmán Sagredo y Jesús Manuel Urióstegui nunca se preocuparon por mejorar el trato a jubilados y pensionados  del SUSPEG.
Historias como estas hay muchas, dice con lágrimas en sus ojos.  Vemos con mucho coraje, que los dirigentes se hinchan y salen con camionetas del año cuando antes no tenían en qué caer muertos y eso da mucha rabia dice a este reportero.