20
Vie, Abr

Ejército, Marina y Gendarmería, plantas de ornato en Acapulco

Policía
Typography

Civiles armados ejecutaron a dos masculinos en la playa Caleta, ante el asombro de turistas; en medio del dolor, familiares ven con impotencia el silencio de soldados que según blindan la zona. Foto: Jesús Trigo

Acapulco Gro., 19 de marzo del 2018.- En medio del llanto, tres mujeres lloran a sus muertos en playa Caleta; la impotencia de ver al Ejército, Marina y Gendarmería como testigos mudos de asesinatos de personas en Acapulco, les indican que esos cuerpos de seguridad no son más que plantas de ornato.

Dos jóvenes disfrutaban del sol y del mar en la playa donde había decenas de turistas nacionales y extranjeros que tan pronto como escucharon el rugir de las armas, salieron en estampida por uno de los accesos al balneario.

Al momento de recibir las descargas de armas de fuego, los cuerpos de los dos masculinos se desplomaron sobre la arena. Podría tratarse de dos estudiantes, que no alcanzaron a escapar del ataque de civiles armados a plena luz del día.

Dos jovencitas acompañadas de su madre se desgarran de dolor al ver a su pariente tendido sobre la alfombra de arena en el pacifico mexicano. Decenas de propios y extraños se apostan en derredor de los dos cuerpos sin vida, mientras dos militares observan con cuidado la escena sin mover un dedo.

El dolor de las tres mujeres se siente a distancia, no saben por qué fueron asesinados los dos muchachos, tampoco por qué las autoridades de seguridad son incapaces de frenar tanta violencia. Hay consternación y un no poder hacer nada, esperan que el Servicio Médico Forense se lleve los cuerpos, mientras quienes deben investigar homicidios dolosos lleguen hacer las primeras investigaciones en torno a este caso.