05
Dom, Feb

Mundial de Qatar 2022... INGLATERRA 0 - 0 ESTADOS UNIDOS

Deportes
Typography

Tablas en el duelo de la jaima

(ABC).- Duelo nocturno para cerrar una nueva jornada del Mundial en el imponente Al Bayt Stadium entre la Inglaterra del ciudadano Kane, que venía de golear sin misericordia a Irán en la primera jornada, y un Estados Unidos que enseñó muy poquito en su debut ante Gales pero que ha demostrado tener bastante más de lo que parece. Visto lo sucedido hace escasos días en sus respectivos estrenos en Qatar, el choque nacía teóricamente desigual, y esa sensación ha dado en el primer cuarto de hora. Sin embargo, los norteamericanos se han quitado poco a poco los complejos hasta tratar de tú a tú a una selección que tiene mimbres para avanzar con paso firme en el torneo pero que se mueve a impulsos, sin un ritmo constante y con numerosos vacíos temporales. Sus adversarios se han dado cuenta de sus desconexiones y han ido a por ellos.

 

Espectacular ambiente en las gradas de esta jaima futbolística desde la que se observa un desierto inmenso salpicado de mansiones y palacios. Rugidos constantes desde uno de los fondos de los aficionados ingleses, ruidosos como pocos. Y respuesta inmediata desde el otro lado de los hinchas estadounidenses, que pese a estar en minoría han encontrado la adhesión de espectadores teóricamente neutrales. El comienzo de Inglaterra ha sido de una intensidad máxima, con un vendaval de llegadas que presagiaban un gol tempranero que podía romper el partido. Una eventual victoria le colocaba con seis puntos y la clasificación casi asegurada. Sus rivales necesitaban puntuar para elevar exponencialmente sus opciones de meterse en octavos, pero no han cometido el error de especular. En cuanto se han sacudido el tsunami de los primeros minutos, han buscado el triunfo sin dudarlo.

 

 

La primera llegada con intención de los de las barras y estrellas se ha producido en el minuto 16. Ha sido sólo un aviso porque después se han sucedido las oportunidades. McKennie ha enviado alto el balón cuando estaba solo en el área. A la media hora Pulisic, todo calidad y precisión, se ha sacado un disparo que ha hecho temblar la portería de Pickford después de golpear en el larguero. Él mismo la ha tenido antes del descanso. Kane, estandarte de Inglaterra y goleador inmisericorde, se ha dado cuenta de que los suyos hacían aguas en todas las líneas y se ha dejado caer con asiduidad por el centro del campo para oxigenar la salida de balón de sus compañeros, atascados en ataque y descolocados en defensa. Quedaba poco para el descanso, pero la intervención del carismático delantero del Tottenham ha surtido efecto y los ingleses han encadenado dos oportunidades, la de Saka clarísima.

 

NOTICIA RELACIONADA

Irán pierde un partido pero gana otro

Irán pierde un partido pero gana otro

PÍO GARCÍA

Después de cantar el himno, los jugadores persas derrotan a una decepcionante selección galesa con dos goles en el tiempo añadido

 

La segunda parte ha sido un toma y daca constante en el que el corazón se ha impuesto a la cabeza. El balón se ha movido a una velocidad vertiginosa, aunque la mayoría de las veces con poco criterio. Era el momento del físico, de sacar a relucir la potencia para suplir la calidad. Los centros a las áreas han sido permanentes. Lucha sin cuartel en el juego aéreo, con los centrales de ambas selecciones haciendo horas extra. El partido se ha deslizado por el terreno de lo emocional hasta diluir los diferentes estilos. También en la lucha hay belleza cuando está en juego el pasaporte para las rondas eliminatorias. Prueba del ritmo del choque es que sólo ha habido cuatro minutos de descuento, una nimiedad en esta Mundial de las prolongaciones eternas. Kane la ha tenido en el 93, Tablas en el duelo de la jaima. Todo se decidirá en la última jornada.