22
Sáb, Jun

TENIS... El duro testimonio de la ex tenista francesa Angelique Cauchy: «Me violó más de 400 veces en dos años»

Deportes
Typography

Relata ante un tribunal galo las agresiones sexuales que sufrió por parte de su entrenador a los 12 años: «Pensé varias veces en suicidarme»

 

(ABC).- El testimonio atroz de Angelique Cauchy (36 años), ante la Asamblea Nacional (AN), primera cámara del Parlamento, puede provocar una crisis profunda en la historia del tenis francés, desvelando, por lo menudo, como fue violada en más de 400 ocasiones por su entrenador durante los años ochenta del siglo pasado, ante la pasividad culpable de las jerarquías del tenis nacional.

Cauchy fue una de las grandes esperanzas del tenis infantil y juvenil, cuando tenía entre 12 y 14 años y ocupó el puesto número dos en el «ranking» de tenis «junior».

Más de veinte años después, Cauchy decidió denunciar su caso la primavera pasada. Sus detalles comenzaron a descubrir la gravedad de su caso. Ante esa evidencia, el gobierno francés ordenó una investigación parlamentaria, que ha comenzado los primeros días de septiembre.

En 2018 fue condenado a hasta 175 años de prisión por abusar sexualmente de más de 100 jóvenes deportistas

Ante un grupo de diputados de todas las familias políticas nacionales, Cauchy, ha repetido sus acusaciones: «Mi entrenador, Andrew Gueddes, me violó en más de 400 ocasiones, en dos años. Comenzó por agredirme verbalmente. Intenté defenderme y le pedía que terminara, repitiendo, días tras día: 'No me toque, eso no está bien. Yo no quiero'. Cínico, el entrenador me respondía: 'No te preocupes, esto ocurre muy a menudo entre los entrenadores y las chicas jóvenes'».

Suscríbete y disfruta una experiencia sin límites. Entérate de las noticias que importan, mantente al día con los últimos acontecimientos y profundiza en el análisis de la actualidad. Disfruta de acceso sin límites a nuestras secciones desde cualquier dispositivo, sin publicidad.

Cauchy afirma que «quedó paralizada, horrorizada» y ni siquiera se atrevía a contar nada a sus padres. Y agrega: »Me convertí en algo poco menos que una esclava, sonámbula. Cuando entrenábamos, en La Baule (Norte de Francia), nuestras habitaciones estaban a diez metros de distancia. Comenzó por meterse en mi cama. Luego consiguió que fuese a su habitación. Viví una pesadilla que arruinó mi carrera. Pensé varias veces en suicidarme. Burlándose de mi, llegó a decirme que tenía el sida. Y viví diez o quince años pensando que podía tener el sida«.

 

El caso Cauchy tenía una «peculiaridad» excepcional: buena parte de las jerarquías del tenis francés conocían el comportamiento del entrenador. Con muchos años de retraso, la Asamblea Nacional ha descubierto que, en verdad, una señora que trabajaba en la administración del presidente del club en el que jugaba Cauchy, contó la historia a su presidente, y recibió esta respuesta: «Bueno… quizá eso ha ocurrido y ocurrirá. Pero, en este caso, el entrenador nos trae títulos».

Al final, tras muchos años de escándalos notorios, el entrenador de Cauchy, Andrew Geddes (55 años), fue denunciando ante la justicia por otras jugadoras, de 12 a 17 años, agredidas y violadas sistemáticamente, en el club de tenis de Sarcelles, en la periferia oeste de París.

Según los testimonios recogidos por la Policía y la justicia, Geddes se comportaba siempre de la misma manera: intentaba seducir a las chicas, las «controlaba y manipulaba», aislándolas de sus familias y amigos.

Finalmente, el mes de enero del 2021, Geddes fue condenado a dieciochos años de cárcel por agresiones y violación de menores. Hace dos años, el caso fue percibido como un «comportamiento aislado». Condenado el primer culpable, se «enterraba» la historia. Muy afectada, ante tal evidencia, Angelique Cauchy decidió rescatar su propia historia, contándola con detalles y subrayando, en particular, que los directivos del club de Sarcelles y muchos directivos de la Federación también conocían pero fingían no saber nada.

De ahí el nombramiento de una Comisión parlamentaria, ante la AN, con un fin muy concreto: descubrir las ramificaciones de la podredumbre, el silencio y la complicidad indirecta a muchos niveles del tenis francés.

La Comisión hará público, en diciembre, el resultado de sus trabajos e investigaciones. A partir de las conclusiones parlamentarias, el gobierno de Emmanuel Macron debiera tomar las medidas oportunas.