20
Lun, May

Un ataque ruso con misiles mata al menos 16 personas en Odesa

Mundo
Typography

Los Servicios de Emergencia afirman que Moscú lanzó el segundo misil mientras realizaban las labores de rescate en la zona afectada

Dos mísiles rusos impactaron contra una zona residencial de la ciudad de Odesa durante la mañana de este viernes. Las fuerzas rusas utilizaron el doble ataque: primero lanzaron un cohete y minutos después el segundo. Esto provocó un mayor daño a los civiles y rescatistas. Las autoridades locales afirman que hasta ahora hay 16 muertos. Entre ellos un trabajador del servicio de emergencias y un paramédico que habían acudido al lugar para asistir a los afectados. Los heridos ascienden a 46 y siete de ellos son rescatistas.

En el ataque resultaron dañadas unas 10 diez casas y un gasoducto. Como resultado de la explosión se produjo un incendio e inmediatamente llegaron equipos de bomberos para extinguir el fuego, remover los escombros e iniciar la búsqueda de heridos. Mientras se realizaban las labores de rescate un segundo misil impactó en el mismo lugar. «Desafortunadamente, como resultado del ataque con misiles rusos, murieron un paramédico y un empleado del Servicio Estatal de Emergencias, que acudieron a prestar ayuda en el lugar después de la primera explosión« dijo el gobernador del óblast de Odesa, Oleh Kiper.

Insiste en que el destino de la guerra puede cambiar si los socios de Ucrania le entregan sistemas de misiles de largo alcance

Las Fuerzas de Defensa de Ucrania de la zona sur dijeron que Rusia lanzó dos mísiles balísticos Iskander-M desde la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia desde 2014. El gobernador regional declaró un día de luto en la ciudad. «Mañana se declarará luto en Odesa y la región. Expreso mi más sentido pésame a las familias de las víctimas...» dijo Kiper. Es la segunda jornada de duelo que se decreta en la ciudad durante este mes. El pasado 2 de marzo murieron 12 personas, cinco de ellas niños, tras un ataque con drones contra un edificio residencial de la urbe. Pocos días después otro misil ruso impactaba a menos de 500 metros del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en el momento en el que realizaba una visita al puerto de Odesa junto al primer ministro griego, Kyriákos Mitsotákis, que se encontraba realizando un viaje oficial al país en guerra.

La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, ha condenado el ataque en su cuenta de X: «Hoy en Odesa: por primera vez un misil ruso destroza viviendas. Luego, cuando los equipos de emergencia llegan corriendo, impacta un segundo misil. La guerra de Rusia contra Ucrania no conoce límites. Ucrania necesita ayuda urgente para defenderse y defender la paz en Europa».