03
Vie, Abr

La vida de Ronaldinho en la cárcel: baño comunitario, comida de fuera y presos selectos

Deportes
Typography

Ronaldinho, ex jugador del Barcelona e internacional con la selección brasileña, se está adaptando de forma muy rápida a la vida en la cárcel de Paraguay en la que permanece junto a su hermano desde hace días tras intentar entrar en el país con un pasaporte falsificado.

(ABC) «En general, lo está haciendo bien», ha asegurado Blas Vera, uno de los guardianes de la prisión en una entrevista telefónica. «Se le ve con buen ánimo, tal y como se le ve por televisión, siempre sonriendo».

Vera explicó que Ronaldinho y su hermano Roberto Assis, que fueron arrestados el pasado viernes por usar pasaportes falsos para entrar en el país, deberán dar cuentas ante el juez este martes.

El abogado del exjugador, Sergio Queiroz, ha pedido al tribunal que deje a Ronaldinho en situación de arresto domiciliario, y ha ofrecido garantías de que ni el jugador ni su hermano abandonarán el país.

Ronaldinho ha sido ingresado en una prisión de máxima seguridad y de ambiente exclusivo situada a las afueras de la capital, Asunción. Solo hay 195 presos, en una lista que incluye a políticos, oficiales de policía acusados de corrupción y algunos de los más importantes traficantes de droga del país sudamericano. Ronaldinho y su hermano comparten una celda con dos camas, televisión y un ventilador. El ex jugador de Barça, PSG y Milán tiene que usar un baño comunitario, y pasa la mayor parte del día en el patio. Sus abogados le proporcionan comida, por lo que Ronaldinho aún no ha compartido comedor con sus compañeros.

Según Blas Vera, los presos más peligrosos de la cárcel se encuentran en un ala de la prisión distinta a la del internacional. «Nos aseguramos de que se encuentre lo más cómodo posible».

En estos días que lleva internado, Ronaldinho ha recibido la visita del exjugador del Atlético de Madrid e internacional paraguayo Carlos Gamarra, que también jugó en varios clubes brasileños.

Ronaldinho, que fue nombrado el pasado año embajador de turismo por el Ministerio de Asuntos Exteriores brasileño, llegó a Paraguay la semana pasada invitado por el dueño de un casino de Asunción.