19
Vie, Jul

Trump dice que los inmigrantes ilegales viven mucho mejor en los centros de detención que en sus países

Mundo
Typography

«Si no están satisfechos con las condiciones en los centros de detención que han sido construidos rápidamente, que no vengan. ¡Todos los problemas resueltos!», arguyó el presidente

(ABC) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que los migrantes que entran de forma ilegal en el país y se encuentran en centros de detención, viven «mucho mejor» ahora que cuando estaban en sus países de origen.

«Muchos de estos extranjeros ilegales están viviendo mucho mejor ahora que de donde ellos vienen y en condiciones más seguras», ha indicado el mandatario a través de su cuenta en la red social Twitter. «Si los migrantes ilegales no están satisfechos con las condiciones en los centros de detención que han sido construidos rápidamente. Dígales que no vengan. ¡Todos los problemas resueltos!», ha manifestado.

Trump también ha señalado a los demócratas que si quieren cambiar la situación deben«cambiar las leyes de inmigración», algo que ha asegurado que es «muy fácil de hacer». «Si realmente quieren arreglar la crisis en la frontera, tanto humanitaria como de otro tipo, dígale a los migrantes que no entren en nuestro país a menos que estén dispuestos a hacerlo legalmente y, con suerte, a través de un sistema basado en el mérito», ha subrayado el mandatario. «¡De esta manera no tenemos ningún problema!», ha añadido.

El presidente estadounidense ha aplaudido el trabajo de los agentes de la Patrulla Fronteriza y ha recalcado que «no son trabajadores del hospital, médicos o enfermeras». Además, Trump también ha agradecido a México sus esfuerzos y ha afirmado que el país sudamericano está haciendo un trabajo «mucho mejor» que los demócratas en la frontera.

México acordó el 7 de junio reducir el número de migrantes que llegan a la frontera de Estados Unidos en un periodo de 45 días, después de que Trump amenazara con imponer aranceles del cinco por ciento a todos los bienes mexicanos si el flujo de migrantes no se reducía. Citando datos de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, el Ministerio mexicano ha indicado que 100.037 migrantes fueron detenidos en la frontera entre ambos países en junio, frente a los 144.2778 en mayo, incluidas personas que aparecieron en puertos de entrada y fueron considerados inadmisibles.

Respuesta a las autoridades

Estas polémicas declaraciones del presidente de los Estados Unidos contrastan con los informes de las autoridades americanas en los que sedenunciaban condiciones infrahumanas en la frontera.

Un informe interno del Inspector General del Departamento de Seguridad Interna (DHS), revelado el lunes por la cadena NBC, daba detalles atroces sobre la situación de los inmigrantes tras una visita de inspectores a uno de los centros de detención de El Paso (Texas): habíacuatro duchas para 756 inmigrantes; más de la mitad de los inmigrantes estaban detenidos fuera del centro, pasando días y noche al aire libre; las celdas estaban saturadas, con 155 adultos en una con capacidad para 35 y un solo retrete; los piojos y los brotes de gripe, varicela y sarna son habituales.

El informe detalla menores con escasa ropa, sin posibilidad de lavarla, sin duchas, a los que solo se les proporciona de toallitas húmedas para su higiene y muchos alimentados solo con bocadillos de mortadela. En dos de esos cinco centros los menores no tenían acceso a comida caliente. Además de insistir en la saturación de las celdas, los inspectores comprobaron cómo los periodos de detención eran superiores a los que marca la ley.

Los informes oficiales respaldaban las denuncias que esta semana han hecho varios diputados demócratas que visitaron un centro de detención en El Paso. Entre ellos, Alexandria Ocasio-Cortez, que describió una situación «horripilante», en la que algunos inmigrantes se veían obligados a beber de los retretes porque no les daban agua o se insulta y acosa a los detenidos. «Es una crueldad sistémica en una cultura deshumanizada que los trata como animales», denunció.