06
Mié, Dic

Bellingham ya sale en la foto de las noches europeas del Real Madrid

Deportes
Typography

CHAMPIONS LEAGUE 2023-24 / Un gol del inglés en el 94, cuando el partido ya iba a dormir, le da la victoria a los blancos

Buena imagen del Unión Berlín, que se estrenó en Champions con un final cruel

(ABC).- La música de la Champions sonaba la noche del miércoles en el Bernabéu, por primera vez en la historia, para el Unión Berlín. Zapatos nuevos, y de marca, para el modesto equipo germano. Estribillo recitado de memoria por el Real Madrid, que desde el día uno se ha quitado el cartel de favorito para cederlo, inteligentemente, al City. Solo los blancos han ganado la Copa de Europa y la Champions, ambos formatos, de manera consecutiva, pero siempre han viajado más cómodos en clase turista que en business. El 1-0 ante los alemanes es un aviso de épica, otro más, para cuando no dé el fútbol

A los 39 segundos ya tenía amarilla Tousart, por cortar un ataque prometedor de Modric. Es época de novatadas y los alemanes no son una excepción. Cartulina que dio paso a una primera parte nublada para el Madrid. Ejercicio de impotencia de los de Ancelotti, que no encontraban el martillo para romper el entramado defensivo germano con defensa de cinco. Mucha voluntad y poco fútbol. Truñito.

Es atrevido este Unión Berlín. Si se pensaban que venían a beber cerveza a Madrid, como sus 5.000 aficionados, que entraron haciendo eses al Bernabéu y colorearon de rojo las dos gradas superiores del fondo norte, se equivocaban. Serios y juntitos en defensa, alegres cuando tocaba salir a correr. Siempre es mejor intentar ser el dueño de tu destino que estar a merced de las olas, aunque estas sean las de Nazaré.

El que más cerca estuvo de celebrar algo en el primer acto fue Joselu. Tres remates de cabeza, en el minuto 3, 6 y 23. El primero, detenido por Ronnow. Los otros dos, fuera de palos. Uno de ellos, a córner botado por Modric, novedad ayer en el once. En la lista de premios individuales que bien detalla Wikipedia no aparece el de 'autor del saque de esquina más importante de la historia del Madrid'. Ahí dejo la idea.

Suscríbete y disfruta una experiencia sin límites. Entérate de las noticias que importan, mantente al día con los últimos acontecimientos y profundiza en el análisis de la actualidad.

Rodrygo, como ante la Real Sociedad, tampoco estaba inspirado. Se echa de menos algo más de impacto del brasileño desde la ausencia de Vinicius. Es como si le hubieran separado de su hermano gemelo y no sepa como hacer trastadas. La zozobra del 11 blanco es fundamental en este Madrid post Benzema.

Regresó a la titularidad Camavinga, que en la previa reconoció que debía sumar más en acciones de ataque. Con esa intención se le vio, pero estuvo muy impreciso y cometió demasiados errores no forzados en el último tercio, como un junior cuando tiene delante a Rafa Nadal. O a Alcaraz.

Las ausencias de Carvajal, lesionado, y Fran García, suplente, amputaron las bandas blancas. Lucas y Alaba no tienen ese punch ofensivo. Golpe que sí dio, o más bien patada, y gorda, Tchouaméni a Kral, al filo del descanso. Diez centímetros más arriba esa pierna, y la amarilla hubiera mutado a roja. Arriesgada falta del francés, en campo rival y sin peligro próximo germano. Debe medir mejor.

Otra cara tras el descanso

Todos los males desaparecieron tras el descanso. Los laterales ya generaban peligro, Camavinga sumaba en área rival y Rodrygo se desperezó. En el 50, rozó el gol en una doble ocasión. Primero, tras un autopase con la cabeza y un derechazo repelido por el brazo duro de Ronnow. Segundos después, violenta volea al palo a centro de Lucas. Tirita para la madera

GONZALO CABEZA

Club superviviente de la antigua Alemania Oriental, evitó la desaparición gracias a una masa social leal y comprometida que les ha permitido crecer hasta alcanzar la Champions por primera vez

El carrusel de ocasiones fue un asedio. Joselu también se topó con el palo en otra buena jugada de Rodrygo que remató picado a la derecha de Ronnow. Modric hizo volar a Ronnow en un zurdazo desde 25 metros. Joselu volvió a elevar los brazos, de resignación, en otro remate con la derecha, a centro de Bellingham, que acarició el palo izquierdo.

El gol era cuestión de tiempo. Gran segunda parte del Madrid, rival encerrado, el Bernabéu y la Champions. Un guión conocido en las cuatro esquinas del planeta que se consumó en la prolongación. Córner en corto de Kroos a Valverde, ubicado en la esquina del área. El uruguayo orienta la pelota hacia su derecha, suelta un balón medicinal en forma de disparo que provoca una carambola en área pequeña entre dos defensas germanos, y el esférico queda a los pies de Bellingham, que la empuja a la red a placer. 1-0 en el 94 y los tres primeros puntos al casillero. ¡Hey Jude!