08
Mié, Abr

Las cuentas de Nadal para salir como número uno de Acapulco

Deportes
Typography

El español, que debuta hoy ante Carreño, será número 1 si gana en México y Djokovic no llega a semifinales en Dubái

Acapulco, por todo lo que tiene ese estupendo rincón a orillas del Pacífico, es uno de los torneos preferidos de Rafael Nadal, idolatrado por los locales y feliz como una perdiz en la villa en la que se aloja con su gente, muy cerca de las pistas. Puede que el evento, que es mixto, no despierte la atención mediática que sí tienen otros, pero Acapulco, un ATP 500 con un cuadro de nivel, es un fijo en el calendario del español, que se estrena este martes ante Pablo Andújar y que dispone, además, de la oportunidad de recuperar esta misma semana el número uno del mundo. Depende de lo que él haga en tierras mexicanas y de lo que Novak Djokovic haga en Dubái, en donde el lunes debutó con triunfo fácil ante Jaziri (6-1 y 6-2).

Las cuentas, de por sí complicadas de entender para la mayoría en el tenis, son bastante claras. Djokovic se hizo con el trono después de su éxito en el Abierto de Australia y tiene ahora mismo una ventaja de 325 puntos sobre Nadal (9.720 por 9.395 puntos). Dubái también es un torneo de categoría 500, así que el español debería vencer en Acapulco y esperar a que el balcánico, invicto en 2020 (14 triunfos), no alcance las semifinales.

El caso es que Nadal, aunque le motive el reto por mucho que recurra a evasivas y a tópicos, hace tiempo que no compite por el maillot amarillo del tenis, al menos se puede decir que no es su prioridad absoluta. Camino de los 34 años (los cumple el 3 de junio), el mallorquín pretende estirar al máximo su carrera sintiéndose competitivo y buscando, de paso, aumentar el listado de grandes, a uno solo de los 20 de Federer y sin obviar que por detrás asoma el propio Djokovic con unas intenciones que asustan (tiene 17).

A diferencia de Nadal, el tenista de Belgrado sí que admite sin tapujos que aspira a ser el que más Grand Slams obtenga y, también, a superar a Federer como el jugador con más semanas en lo más alto de la clasificación (310 el suizo, 278 el serbio).

Nadal lleva días aclimatándose al calor de Acapulco, aclamado en los entrenamientos y fiel a la mítica fiesta blanca que siempre se celebra antes del torneo. En 2019, Kyrgios le expulsó en segunda ronda en aquel duelo volcánico (el australiano solo sería su rival en la final), así que el mallorquín tiene una opción estupenda para sumar y, de paso, volver a reinar.