20
Jue, Jun

Trump amenaza con cerrar la frontera con México la próxima semana

Política
Typography

Si no detiene el flujo de inmigrantes ilegales hacia EE.UU.

(ABC) El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha vuelto a amenazar a México con una medida de fuerza en un momento de tensión entre ambos países por el flujo de inmigrantes indocumentados hacia el territorio estadounidenses y en medio de las conversaciones entre ambos países para cerrar un acuerdo comercial que sustituya al TLCAN.

La amenaza llegó por el conducto diplomático habitual, varios mensajes en Twitter: «Si México no para inmediatamente TODA la inmigración ilegal que llega a EE.UU. por la frontera Sur, CERRARÉ la frontera , o segmentos grandes de ella, la semana que viene». El estilo hiperbólico en el uso de mayúsculas vino acompañado de declaraciones como que «los demócratas nos han dado las leyes de inmigración más permisivas del mundo» mientras que «México tiene las más fuertes».

También aducía que los mexicanos ganan 100.000 millones de dólares al año «gracias a nosotros» -en referencia al déficit comercial entre ambos países, que las autoridades estadounidenses sitúan en 63.600 millones de dólares-, lo que dejaba claro que la presión contra el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no es solo por la llegada de inmigrantes, sino también por las negociaciones comerciales.

No es la primera vez que Trump amenaza con el cierre de la frontera. Lo hizo poco antes de las elecciones legislativas del pasado noviembre y este mismo jueves ya amagó con una medida así en otro mensaje en Twitter. «¡Podría cerrar la frontera Sur!», deslizó al final de otra crítica a la pasividad de México respecto a los flujos de inmigrantes de Centroamérica que recorren el país camino a EE.UU.

La política migratoria se ha convertido en una prioridad para Trump en los últimos meses y todo apunta a que será un aspecto clave de las presidenciales de 2020, donde se juega su reelección. A mediados de febrero, declaró una emergencia nacional para conseguir fondos para la construcción del muro en la frontera con México, un asunto que ha sido combatido en el Congreso -Trump tuvo que usar por primera vez el veto- y en los tribunales, donde se espera una larga batalla al respecto.

Ahora Trump recupera esta vieja amenaza ante el creciente número de detenciones de inmigrantes indocumentados -incluidos familias y menores no acompañados-, que han colapsado la capacidad de las autoridades estadounidenses para mantenerlos bajo custodia. Esta misma semana, la secretaria de Seguridad Interior, con competencia sobre inmigración, Kirstjen Nielsen, pidió en una carta al Congreso que se promueva cambios legislativos para facilitar la deportación expedita de niños no acompañados, extender el tiempo máximo de detención de una familia con menores -ahora son 20 días- y promover que el asilo político se pida desde los países de origen, no una vez en territorio estadounidense.