23
Mar, Abr

México se ofrece a mediar en las crisis de Caracas y Managua

Mundo
Typography

Es el único país del Grupo de Lima que no consideró «ilegítimó» el mandato de Maduro

(ABC) El Gobierno mexicano expresó su disposición para actuar como mediador en las crisis políticasque atraviesan Venezuela y Nicaragua. «México debe ser un líder en la región y estamos dispuestos a asumir esta responsabilidad», dijo Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario de América Latina y el Caribe de la Secretaría de Exteriores de México, durante su intervención en una comisión en el Senado.

Se trata de las primeras declaraciones que realiza un funcionario de la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre la grave situación política en Nicaragua, a la vez que evidencia una retórica más dialogante en la política exterior mexicana con respecto a Venezuela, un nuevo tono que deja atrás la mala relación que mantenían la anterior administración de Enrique Peña Nieto y el Gobierno de Nicolás Maduro. «México está en plena disposición de fungir como puente de diálogo y mediador en los conflictos internos», añadió Reyes Zúñiga.

Las declaraciones se producen días después de que México fuera la única de las 14 naciones que componen el Grupo Lima que se abstuvo de votar una resolución conjunta contraria al Gobierno de Maduro. En una declaración, el Grupo Lima había denunciado como «ilegítimo» el nuevo periodo presidencial de Maduro en Venezuela. «La situación humanitaria por la que atraviesa Venezuela merece tanto el análisis de sus causas y efectos y, sobre todo, la atención solidaria», añadió el alto funcionario mexicano.

Un asunto interno

Con respecto a Nicaragua, Reyes Zúñiga dijo que México estaría dispuesto a mediar para facilitar el acercamiento de las partes y con pleno respeto a la crisis como un asunto interno. La Organización de Estados Americanos recientemente puso en marcha el proceso para aplicar la Carta Democrática Interamericana al Gobierno de Nicaragua, para analizar la presencia de una «alteración del orden constitucional» en el país. Aproximadamente han muerto más de 325 personas durante las protestas contra el régimen de Daniel Ortega desde el 18 abril de 2018.Según una encuesta de CID Gallup, un 54% de los nicaragüenses considera que las elecciones presidenciales deberían adelantarse a este año, mientras que el 34% cree oportuno que se celebren en 2021 como está previsto. A su vez, un 49% opinó que Ortega y su mujer, la vicepresidenta Rosario Murillo, deberían presentar su renuncia.

Nicaragua, Venezuela y Cuba son los tres países menos democráticos de América Latina, de acuerdo con el Índice de Democracia 2018, publicado anualmente por «The Economist». Justamente, el martes 15 de enero la Asamblea Nacional, controlada por la oposición venezolana, emitió una declaración calificando a Maduro como un usurpador de la Presidencia del país. En Nicaragua, mientras tanto, varias ONGs estiman que ha habido más 674 detenidos por participar en las manifestaciones en contra de Ortega.