23
Jue, May

La reconstrucción de Notre Dame podría durar más de 20 años

Mundo
Typography

El presidente francés, Emmanuel Macron, promete que el templo se recuperará en cinco años. Por su parte, José Manuel Álvarez, arquitecto responsable de la catedral de Burgos, asegura que los trabajos durarán más de dos décadas

(ABC) Las llamas devoraron la cubierta y la aguja de Notre Dame en unas horas: recuperarlas será cosa de años. ¿Cuántos? Macrón promete que en cinco estará lista. Los expertos difieren. Los más optimistas hablan de tres años, mientras que los más conservadores creen que se necesitarán más de dos décadas. Pero el tiempo no es el único problema (todavía no), porque ahora se abre un debate apasionado, que es tan antiguo como el arte de la restauración: ¿se levantará todo tal y como estaba o se incluirán modificaciones contemporáneas, dejando una nueva marca en un edificio lleno de huellas?

«Lo que se ha perdido ha desaparecido por completo. Esto es una reconstrucción más que una restauración. Pero yo creo que se dejará tal y como estaba. La escuela de Chaillot, donde se forman los restauradores franceses, es muy conservadora, siempre apuesta por copiar las estructuras antiguas», explica Javier Rivera Blanco, catedrático de Historia de la Arquitectura y subdirector del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE). Además, para ellos el gran maestro es Viollet-le-Duc, que en el siglo XIX reformó el templo, dándole el aspecto que tenía hasta antes del incendio, con la aguja incluida. «Era un espíritu muy creativo. Hizo su propia utopía arquitectónica», valora.

Lo que sí que se cambiará, en su opinión, son los materiales. «Aunque quieran recuperar la imagen del siglo XIX lo van a hacer con materiales contemporáneos, abandonando la madera y apostando por la fibra de vidrio, el aluminio, etcétera», afirma Rivera Blanco. El proceso de reconstrucción, para el que «no habrá falta de dinero», puede durar «tres años». Pero la suya es una perspectiva amable. Más, incluso, que la de Emmanuel Macron, presidente de Francia. «Somos un pueblo de constructores, tenemos mucho que reconstruir. Vamos a reconstruir la catedral de Notre Dame y hacerla más bella todavía. Esperamos hacerlo de aquí a cinco años», ha asegurado en su última comparecencia.

Más voces. Pedro Salmerón, responsable de restauración de las catedrales de Jaén y Granada, cree que también serán cinco años. Pero eso una vez que se evalúen los daños y se fije el proyecto, es decir, una vez que se tenga claro lo que se va a hacer y cómo se va a hacer. Costará «cientos de millones».

Además, Salmerón está convencido de que el debate sobre el aspecto final que se le dará será inevitable: «Creo que tenemos la obligación de hacernos estas preguntas. Hay que valorar hasta qué punto tiene un valor identitario en París, que lo tiene. Pero se puede plantear una reconstrucción desde una visión más contemporánea». De momento, Macron ha dicho que será «más bella todavía»...

Comienzan, por tanto, las disputas, que sin duda agitarán el mundo de la restauración. «No cabe duda de que al ser un edificio tan emblemático este trabajo va a ser una referencia a nivel europeo y mundial. Va a haber un debate entre las distintas corrientes de la restauración», apunta José Manuel Álvarez. Él es uno de los arquitectos responsables de la restauración de la catedral de Burgos, donde lleva veinte años trabajando, desde que se despeñara una estatua de la torre norte del edificio. «Aquello dio la voz de alarma... Y estamos ahí desde entonces, restaurando. En este caso hablamos de levantar estructuras, de la aguja... Tardarán más de veinte años en recuperar Notre Dame», zanja. Y recuerda: la única forma de mantener las catedrales es la conservación. «Hay que estar siempre encima, vigilando, controlando».