09
Lun, Dic

Al menos 26 muertos en el ataque al hotel de Kismayo, incluidos extranjeros

Mundo
Typography

ÁFRICA...Más de medio centenar de personas han resultados heridas en el atentado reivindicado por el grupo terrorista Al Shabaab en Kismayo

(ABC) Al menos 26 personas han muerto y 56 más han resultado heridas en el ataque de Al Shabaab contra un hotel en la ciudad portuaria de Kismayo al sur de Somalia perpetrado la noche del viernes. Entre los fallecidos habría diez extranjeros: tres kenianos, tres tanzanos, dos estadounidenses, un canadiense y un británico.

El ataque se inició con la explosión de un coche bomba en la entrada al hotel Asasey en Kismayo -a unos 500 km al sur de la capital, Mogadishu- en el que se celebraba un encuentro entre parlamentarios y líderes políticos para preparar las elecciones regionales que se celebrarán en agosto. Tras la detonación al menos cuatro asaltantes armados irrumpieron en el hotel; las fuerzas somalíes pusieron fin al asedio, que duró 14 horas, el sábado por la mañana y lograron evacuar a varios parlamentarios y líderes locales.

Entre las víctimas se encontraba Hodan Nalayeh, una destacada periodista canadiense-somalí, estrella de YouTube (Integración TV, una plataforma que se centra en temas sociales e historias de las comunidades somalíes) y madre de dos niños, su esposo Farid Jama Suleiman también fue asesinado en el ataque así como un candidato a la presidencia regional identificado como Shuuriye y el destacado activista Deq Isse Abdulle. El periodista Mohamed Sahal Omar, de 35 años, recibió un disparo mientras cubría el ataque para la Somali Broadcasting Corporation (SBC). «La muerte de Hodan y Mohamed habla de los continuos peligros que enfrentan los periodistas en Somalia (…). Dos profesionales profundamente comprometidos con el periodismo independiente y con los principios de los medios libres». dijo Omar Faruk Osman, Secretario General de National Union of Somali Journalists (NUSOJ). Fuentes de seguridad citadas por el portal Garowe Online han señalado que entre las víctimas mortales está el exministro regional Farid Yama.

Al Shabaab, que ha reivindicado el ataque, dijo que el objetivo eran los ministros del estado de Jubalandia, los legisladores regionales y federales, así como los candidatos que se encontraban la noche del viernes en el hotel. El grupo terrorista suele usar coches bomba para atacar edificios fuertemente protegidos como es el caso del hotel en Kismayo.

«Cuatro milicianos atacaron el hotel. Uno de ellos era el suicida que iba con el coche bomba. Dos de los atacantes fueron abatidos y un cuarto fue capturado con vida por las fuerzas de seguridad de Jubalandia», ha explicado el presidente de la región, Ahmed Mohamed

Por su parte, el presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, conocido popularmente como Farmajo, ha mostrado sus condolencias a los familiares de las víctimas del «brutal atentado» perpetrados por «los enemigos de los somalíes que tratan de desestabilizar a toda nuestra nación».

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, también condenó el ataque y expresó «el apoyo y la solidaridad de las Naciones Unidas con el pueblo de Somalia en su búsqueda de un futuro pacífico».

La ciudad portuaria fue considerada como un bastión de Al-Shabaab pero el grupo terrorista fue expulsado de esta región en 2012, lo que provocó el retorno de al menos 1.000 familias. Sin embargo, todavía controlan zonas situadas en sus alrededores.