20
Mar, Abr

CHAMPIONS... El Atlético, como en casa en Bucarest

Deportes
Typography

Simeone busca la inspiración ante el Chelsea en la ciudad en la que logró su primer título

(ABC).- Igual que buscan la fe los devotos en los símbolos religiosos, busca Simeone la inspiración en su catálogo de supersticiones. En los octavos de final de la Champions, juega el Atlético como local ante el Chelsea en el estadio Nacional de Bucarest, imponente recinto en la ciudad con más perros sueltos de Europa. Es el primer santuario del cholismo, el primer título de su prolífica carrera en el club madrileño cinco meses después de su aterrizaje en sustitución de Gregorio Manzano. Una victoria sin réplica en la final de la Europa League frente al Athletic de Bilbao, con el partido superlativo de Falcao (dos goles) y Diego Ribas (uno). Pese a las cuatro horas de traslado y los inconvenientes de una eliminatoria desigual ( el Chelsea jugará la vuelta en su estadio de Stamford Bridge), Simeone no se queja y siente Bucarest como la sucursal del Wanda.

 

La limitación de vuelos desde Reino Unido a España y las restricciones por el coronavirus llevan al Atlético a Bucarest, con un largo viaje en la gestión de la eliminatoria y la desventaja de no jugar en su estadio. «No gasto tiempo ni energías allí donde no tenemos influencia», resumió el defensa Savic. Simeone compró ese argumento: «No podemos resolver estos asuntos en un momento de complicación mundial. Los trabajadores de muchos sectores no pueden trabajar y nosotros sí podemos jugar al fútbol. Nos encanta. Y vamos a hacerlo aquí donde estamos».

Después de una primera mitad idílica de temporada, el Atlético vive ahora en un retroceso. La rigidez defensiva, sello de los colchoneros, se ha quebrado en 2021: el equipo solo pudo mantener una vez la portería a cero en nueve partidos de Liga (2-0 ante el Sevilla). «Todo el equipo debe mejorar en la fase defensiva», reclamó Savic.

 

El otro freno colchonero es la secuencia de partidos sin marcar de Luis Suárez (tres). El delantero uruguayo fue fuente de comentarios durante las horas previas al choque. «Quisimos ficharlo, pero eligió al Atlético -confesó Tuchel, el técnico del Chelsea-. Quería quedarse en España. Es un delantero nato. Su mentalidad, su voluntad, su sed de goles. Y nunca está satisfecho con eso».

 

Suárez se encomienda Simeone para salir del bache y lograr un resultado potente para la vuelta. «Tiene la jerarquía, la confianza, la atención del rival... La historia y su don para el gol lo acompañan».