18
Dom, Ago

El denunciante de la Fundación Messi ratifica la querella por blanqueo

Deportes
Typography

En Argentina han arrebatado la causa al juez que investigaba a la ONG del futbolista

(ABC) El cooperante internacional Federico Rettori ratificó ayer ante la Audiencia Nacional la querella que interpuso contra la Fundación Leo Messi, el futbolista y su padre por delitos contra la Hacienda Pública, delitos contables, estafa y blanqueo de capitales. La querella que Rettori presentó el pasado 5 de junio recayó en el Juzgado Central de Instrucción número tres.

Antes de estudiar la admisión a trámite, su titular, la magistrada María Tardón solicitó al denunciante que se ratificara, para lo que envió un exhorto a los juzgados de Palma de Mallorca, donde reside Rettori, quien trabajó para la Fundación Leo Messi entre los años 2012 y 2015. El exhorto lo tramitó el Juzgado de Instrucción número 11 de Palma, donde el cooperante argentino no solo ratificó ayer la denuncia sino que aprovechó para aportar más documentación. Dado este paso, la Fiscalía de la Audiencia Nacional estudiará la querella y se pronunciará sobre su admisión o no trámite, que decidirá la magistrada Tardón previsiblemente en las próximas semanas.

Entre la documentación aportada está el libro titulado «Messi. Elegí creer», que, según declaró ayer Rettori en el juzgado, «fue promocionado como un producto social del cual todos los recursos que se generaran se dedicarían a proyectos sociales, los cuales nunca fueron realizados». Como desveló ABC, el libro, publicado en 2014, generó para la fundación de futbolista al menos unos dos millones de dólares (alrededor de 1,8 millones de euros), pero esos fondos no fueron declarados ni en España ni en Argentina. Hay al menos contratos que suman 10 millones de euros sin rastro alguno en las memorias que la ONG está obligada a presentar.

Convenios

De hecho, la querella fue acompañada de varios convenios firmados por la ONG con patrocinadores y el reporte de una transferencia de 300.000 dólares que la Fundación Messí desvió a una sociedad pantalla británica con cuenta en Luxemburgo, documentos todos ellos publicados por este diario. La querella también cita informaciones de «Football Leaks» y el el diario «El Mundo» que apuntaban a que el futbolista habría usado su fundación para recibir sobresueldos del Barcelona sin tributarlos.

Rettori ya denunció estos hechos en octubre de 2018 en Buenos Aires, donde el juez Gustavo Meirovich, titular del Juzgado Nacional en lo Penal Económico número 8 de Buenos Aires, tenía la investigación muy avanzada, según fuentes conocedoras del caso. Pese al buen ritmo de las pesquisas (Meirovich ya tenía en su poder informes de instituciones fiscales muy «comprometedores» para Messi, según las fuentes consultadas) y a que ya había imputado al futbolitsa y a su padre, la Cámara Federal ha arrebatado la causa al juez bonaerense y se la entregado a su colega Ariel Lijo, del partido judicial de Comodoro Py, localidad de la provincia de Buenos Aires.

Messi quería al otro juez

En el conflicto de competencia presentado, los abogados de Messi pidieron que se declarara competente a Lijo, lo que despertó las sospechas del denunciante. El juez de Comodoro Py tiene en su despacho una denuncia previa contra la Fundación Messi, motivo por el que la Cámara le ha entregado la causa. Rettori ha mostrado su sorpresa por esta decisión, pero ha incidido en el que lo importante es que «se siga investigando».