19
Mié, Feb

Arturo Vidal denuncia al Barça por el impago de 2,4 millones de euros

Deportes
Typography

El chileno reclama parte de los bonus por premios, pero el club asegura que la deuda está satisfecha y ve una maniobra para forzar su marcha

(ABC) Arturo Vidal está protagonizando una situación poco usual en el fútbol de élite: que un jugador inicie acciones legales contra el club que le tiene contratado y le paga todos los meses. El chileno ha denunciado al Barcelona ante la Comisión Mixta de la Liga y la AFE por el presunto impago de determinados bonus. Según fuentes del entorno de dicha comisión, reclama 2,4 millones de euros en conceptos de variables que según él fueron alcanzadas la pasada temporada y que todavía no le han sido retribuidas. El club azulgrana considera, sin embargo, que no le corresponde abonar dicha cantidad y que el futbolista hace una mala interpretación de las cláusulas de su contrato.

Los abogados del chileno interpusieron una demanda el pasado 5 de diciembre en la que desglosaban los conceptos que el futbolista reclama hasta llegar a esos 2,4 millones de euros que se le adeudarían. El contrato del centrocampista refleja una serie de bonus por objetivos, entre los que destaca la percepción de casi dos millones de euros si jugaba el 60 por ciento de los partidos oficiales del Barcelona durante la temporada. Vidal no alcanzó la cifra requerida (disputó la mitad atendiendo a los baremos pactados, un mínimo de 45 minutos por encuentro), y aquí radica el quid de la cuestión, ya que mientras que el chileno considera que debe percibir la mitad de este bonus, en el club azulgrana se considera que al no alcanzarse está exento de pagarse.

Bonus por premios

Los abogados de Vidal sostienen que el jugador debería haber cobrado en su totalidad los dos bonus previstos en su contrato por haber llegado a los octavos y a los cuartos de final de la Liga de Campeones, por un montante de alrededor de 1,4 millones cada uno. Sin embargo, el club interpreta que solo le corresponde abonar el 50 por ciento de dichas cantidades. Finalmente, el jugador reclama el 50 por ciento de la variable por haber conquistado el titulo de Liga de la temporada 2018-19, que supondría otros 250.000 euros. «El total agregado de las cuantías precedentes asciende a 4.097.500 euros», computa Vidal, que lamenta que «hasta la fecha, y específicamente en la nómina de junio de 2019, el Barcelona solamente» le ha abonado «la cantidad de 1.693.000 euros brutos en concepto de premios por títulos». El jugador prosigue en su denuncia: «Por lo tanto, como he señalado anteriormente, existe una diferencia que se me adeuda a día de hoy de 2.404.500 euros».

Para darle fuerza a su queja, Vidal añade que el 3 de diciembre de este año le comunicó al club la existencia de esta deuda mediante un burofax y le solicita a la Comisión Mixta que «apruebe la denuncia» y «acuerde actuar los requerimientos precisos» que se estipulan en el reglamento de funcionamiento.

El Barcelona ha recibido con sorpresa la demanda del futbolista. Considera que no mantiene ninguna deuda con el chileno y que su percepción se debe a una errónea interpretación de las numerosas cláusulas de su contrato. El club catalán considera que solo le corresponde percibir el 50 por ciento del bonus correspondiente al titulo de Liga y el 50 por ciento del bonus por haberse clasificado para octavos y cuartos de final de la Champions, no habiendo llegado el futbolista al mínimo de partidos exigidos para cobrar la totalidad del premio. Además, el Barcelona cree que si Vidal no ha disputado el 60 por ciento de partidos oficiales no le corresponde ninguna cantidad por ello. El club entiende que este bonus es indivisible. Se cobra si se alcanza o no se percibe si no se cumple, independientemente del porcentaje de encuentros jugados.

Además, en una respuesta a la Comisión Mixta, los servicios jurídicos del club azulgrana dejan entrever un interés del futbolista en acabar con la relación contractual que mantiene con el Barcelona ante el interés de varios clubes en ficharle. Tras replicar que Vidal llevaba seis meses sin hacer una sola mención al desacuerdo, el Barcelona muestra su total extrañeza por la premura y prisa con la que pretende cobrar los presuntos atrasos. «Este es el caso más inédito de todos, alguien te paga una deuda, y si realmente aplicara unas reglas que no consideras válidas, esperas seis meses sin ni siquiera educadamente advertirle que haya podido incurrir en un error, para, sin embargo, cuando súbitamente se publican en prensa noticias sobre el interés del jugador en abandonar el club, requerir que en el plazo de 24 horas se le abone una determinada cantidad», relata en su escrito, que añade: «Los actos propios del señor Vidal demuestran que pacíficamente aceptó el pago conforme a lo pactado por las partes, y solo ahora, por razones que desconocemos y que quizá explique el contexto mencionado, súbitamente aparece ese interés». E insiste: «Durante seis largos meses el señor Vidal no ha entendido oportuno comunicar a nadie que él no estaba de acuerdo con la interpretación» sobre las cantidades que debía percibir por premios.

Interés del Inter

Esta demanda coincide en el tiempo con el interés de varios clubes en hacerse con los servicios de Arturo Vidal, descontento con su escaso protagonismo en el Barcelona. De hecho, en el último entrenamiento antes del clásico del 18 de diciembre, se marchó muy enfadado a vestuarios intuyendo que no sería de la partida ante el Real Madrid. Dejó claro su malestar rehusando realizar los ejercicios voluntarios como los disparos a puerta que ponen fin a la sesión preparatoria. Y este no fue el único episodio en el que mostró su malestar. El primer año ya dio muestras de su fuerte carácter a través de las redes sociales. Y esta misma temporada fue muy directo tras ser suplente ante el Slavia de Praga. «Es complicado no ser titular cuando estás bien física y futbolísticamente. Yo siempre estoy preparado, pero cuesta. Espero que los próximos partidos ya empiece a jugar más minutos».

No ha escondido el chileno su predisposición a marcharse, y el Inter de Milán ha sido uno de los clubes que más fuerte han apostado por él. Pero la oferta (12 millones de euros) fue considerada totalmente insuficiente y, además, Valverde no quiere traspasarle. Sin ser un futbolista que encaje en el ADN de la historia reciente del club, aporta la garra necesaria para reforzar el centro del campo y tiene mucho más gol que el resto de futbolistas de la medular culé. Vidal suma cinco goles esta temporada. Solo le superan los delanteros: Messi (15), Suárez (13) y Griezmann (8).