24
Mar, Nov

Detienen al primer militar por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa

Estados
Typography

Las familias de las víctimas fueron informadas de la captura el jueves por la noche

 

Las autoridades mexicanas han arrestado al capitán José Martínez Crespo por su presunta implicación en la desesperación de los 43 estudiantes de  estudiantes de Ayotzinapa 2014, y es el primer miembro del Ejército detenido por este motivo, han confirmado a Efe fuentes cercanas al caso. Hasta la fecha, se han arrestado a 80 personas, después de los 34 nuevos involucrados, por su participación en el caso. El capitán Crespo «se entregó» y «no tiene relación con los estudiantes», ha declarado su abogado.

A Crespo, solo se le acusa por un delito: delincuencia organizada en su modalidad contra la salud. Tal y como dictamina su abogado, la operación fue llevada a cabo para «garantizar la seguridad del reo», solicitando explícitamente ser recluido en la prisión militar del Campo Militar 1-A. Sobre el capitán Martínez Crespo pesaba una orden de aprehensión girada por el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

 

Uno de los supervivientes del fatídico 26 de septiembre de 2014 ha declarado que fue él quien les ordenó «callarse», mientras explicaba que ellos «se lo habían buscado». Tal y como apuntaba la prensa mexicana, en un primer momento el militar arrestado fue «acusado de delincuencia organizada, homicidio y desaparición forzada». Martínez, capitán segundo de infantería, integraba uno de los mandos operativos que actuó esa noche en Iguala (una aldea de 84 habitantes en el Estado de Guerrero). Se discute si su caso será juzgado por instancias militares aunque ante la gravedad de los hechos podría ser llevado ante la justicia civil.

 

AMLO anuncia detenciones

La escuela denominada Normal Rural de Ayotzinapa estaba integrada en su mayoría por estudiantes varones, a los que asaltaron con ataque sorpresa. Los jóvenes pertenecientes al equipo de fútbol Los Avispones se dirigían a los autobuses para formar parte de los actos por el 2 de octubre en la Ciudad de México, en memoria de la represión de estudiantes de 1968. Fuerzas municipales abrieron fuego para impedir su avance y lograr parar a los cinco autobuses. Posteriormente, se detuvo a los llamados «43 normalistas, quienes desaparecieron», tal y como informa la CNDH (Comisión Nacional de los DD.HH).

Las familias fueron informadas de la detención la noche del jueves antes de que se hiciera efectiva al día siguiente. Hasta ahora ha habido apresamientos menores por irregularidades en la investigación, pero «funcionarios que se les acuse de participación directa o indirecta en los hechos no tenemos aún», señalaron los parientes.

 

El presidente, Manuel López Obrador, en el sexto aniversario de la muerte de los estudiantes, anunció «la entrega de órdenes de aprehensión contra militares que se van a ejecutar. Cero impunidad. El que haya participado y se demuestre será juzgado», comunicó el mandatario en el Palacio Nacional reunido con familiares de las víctimas.