02
Jue, Jul

Balaceras de 7 días en la sierra deja saldo de tres muertos y casas baleadas

Estados
Typography

Chilpancingo Gro.m 29 de mayo del 2020 (La Crónica) Enfrentamientos a balazos entre dos grupos delictivos que se disputan Leonardo Bravo, en Guerrero, duraron al menos siete días, con saldo de tres personas muertas, casas y autos balaceado en las comunidades de Iyotla y Tepozonalco, ubicados en la zona serrana de ese municipio.

En un comunicado, el Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos "José María Morelos y Pavón", precisó que la disputa por el control de la plaza de Leonardo Bravo inició el 22 de mayo y se prolongó hasta el 28 del mismo mes.
"A pesar de la pandemia del coronavirus se reiniciaron los enfrentamientos entre grupos armados, dejando a la población civil en medio del fuego cruzado.
En esta ocasión fueron los habitantes de las comunidades de Iyotla y Tepozonalco las que nuevamente sufrieron la incursión de un grupo armado", denunció.
Detalló que miembros de la Guardia Nacional, Policía Estatal, peritos de la Fiscalía General del Estado y personal del Servicio Médico Forense, acudieron a la comunidad de Iyotla para realizar el levantamiento de los cuerpos asesinados de tres personas, unos de los cuales fue calcinado.
La reactivación de esta guerra entre cárteles de la droga, dijo, dejó desplazados a otros 200 habitantes de ambos poblados, quienes se refugian en Chichihualco, la cabecera municipal de Leonardo Bravo, ubicado en la región Centro del estado.
Este organismo acusó que las distintas corporaciones policiacas se negaron acudir a Tepozonalco a resguardar a la población que sufren los embates de la violencia, pese a que vecinos les rogaban que fueran.
"Con indignación vemos como a pesar de la pandemia que ha provocado otra crisis humanitaria que se suma a la que ya viven las familias desplazadas y las que viven en medio del fuego cruzado, los grupos delincuenciales a lo largo y ancho del estado de Guerrero siguen en su guerra para consolidarse y ampliar su dominio en territorios cada vez más amplios sin que el coronavirus ni el gobierno los detenga", expuso.
El 11 de marzo de 2018 el Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero, acusado de ser un brazo armado de una célula criminal que opera en Tlacotepec, cabecera municipal de Heliodoro Castillo, irrumpió en el corredor Casa Verde-Corralitos, desplazando a sicarios del Cártel del Sur.
De esa fecha hasta el día hoy se han registrado diversos enfrentamientos a balazos, que han dejado decenas de muertos, casas y autos baleados.
Entre las víctimas mortales más recientes, a parte de las tres de hoy, se encuentra la maestra Sinaí Castillo Gutiérrez, quien falleció durante un ataque armado contra un vehículo del transporte público de la ruta Tlacotepec-Zumpango, el pasado 8 de marzo del presente año.