16
Dom, Jun

México abre su primer proceso judicial por la trama Odebrecht

Mundo
Typography

Un juez federal dicta una orden de detención contra el ex director de Pemex, Emilio Lozoya

(ABC) El Gobierno de México ha abierto su primer proceso judicial contra la corrupción relacionada la constructora brasileña Odebrecht. Bajo el mandato del presidente López Obrador, un juez federal ordenó el martes la detención delexdirector de Pemex, Emilio Lozoya, y del empresario Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México (AHMSA), una de las principales siderúrgicas del país norteamericano.

La fiscalía general de México presentó cargos de cohecho, lavado de dinero y defraudación fiscal contra Lozoya, quien entre 2012 y 2016 fue un estrecho colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto. Las autoridades no han logrado detener a Lozoya, mientras queAncira fue arrestado por la interpol en Mallorca el martes. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado prisión preventiva para Ancira ante el riesgo de que el empresario se pueda fugar, quien se ha negado a ser extraditado a México.

Los dos ejecutivos están detenidos en relación a las supuestas irregularidades que rodean la adquisición en 2013 por parte de Pemex de una planta de fertilizantes que era propiedad de AHMSA. Según investigaciones preliminares, Pemex pagó 475 millones de dólares (424 millones de euros) por este complejo petroquímico que lleva dos décadas sin operar y que la paraestatal mexicana no ha logrado poner en marcha desde que lo compró.

De acuerdo con los medios locales, el precio pagado por la planta en desuso era superior al real. Pero, además, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la secretaría de Hacienda detectó una serie de transferencias financieras relacionadas con la compra y que estarían asociadas a Lozoya. Entre esas transferencias se encuentra un pago de 3,6 millones de dólares que, según la UIF, AMHSA realizó mediante una subsidiaria de Odebrecht a una empresa fantasma ubicada en Suiza que supuestamente tenía relación con Lozoya.

Justo el pasado lunes, la UIF congeló 29 cuentas de la empresa AHMSA y de Lozoya debido a que se detectaron una serie de operaciones irregulares. «Se identificó en el sistema financiero nacional e internacional que se llevaron a cabo múltiples operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas, mismos que se presumen ser derivados de actos de corrupción», dijo el comunicado emitido por la fiscalía general. Lozoya también ha sido inhabilitado durante los próximos diez años a ocupar cargos públicos en México debido a que presentó información falsa en su declaración patrimonial.

El caso Odebrecht ha provocado la detención de varios políticos y ejecutivos en toda América Latina. Sin embargo, México han sido hasta el momento una de las excepciones en el continente —junto con Venezuela— a pesar de que un exdirector de Odebrecht en México admitió en diciembre 2017 que había pagado 10 millones de dólares en sobornos a Lozoya.