13
Vie, Dic

Extraen 84 bolas magnéticas del pene de dos adolescentes que querían «explorar el cuerpo humano»

Policía
Typography

El «Wuhan Children's Hospital» ha explicado que, cada año, recibe más de diez casos de cuerpos extraños similares en menores, por lo que apela a la educación de los padres para evitarlos

 

(ABC) En los últimos meses, el hospital infantil de la ciudad china de Wuhan ha diagnosticado y documentado dos casos tan llamativos como similares.

Hace una semana, un adolescente de 14 años acudió al centro médico tras sufrir una hemorragia provocada por dos hileras de bolas magnéticas que el menor se introdujo por el pene «por curiosidad».

Según el medio chino «Chutian Metropolis Daily», el menor se introdujo una hilera por la uretra y tras, notar molestias, intentó extraerla con otra hilera similar. Pese al dolor, por vergüenza, no dijo nada a un adulto. Fue al día siguiente, ya con sangrado, cuando fue operado de urgencia.

El médico jefe del departamento de urología le extrajo un total de 53 bolas.

Poco después, otro adolescente, de 13 años, fue llevado al hospital por sus padres porque tenía «fuertes dolores abdominales». Allí, los médicos descubrieron que el menor tenía 31 bolas magnéticas dentro del pene.

El joven, avergonzado, admitió que estaba tratando de «explorar el cuerpo humano» y que las pequeñas bolas llevaban algo más de dos meses en el interior de su organismo.

En ambas operaciones, según el servicio médico, se usaron «cirugías de vejiga de gas mínimamente invasivas». En el segundo caso, por ejemplo, los médicos optaron por llenar la vejiga del menor con aire para poder extraer las bolas sin necesidad de una operación más compleja.

El «Wuhan Children's Hospital» ha explicado que, cada año, recibe más de diez casos de cuerpos extraños similares en niños y adolescentes –«la mayoría de los niños sienten curiosidad por los "agujeros" del cuerpo y quieren explorar los secretos de la anatomía humana»– y apela a los padres a que presten más atención y formen de forma adecuada a sus hijos.