02
Lun, Ago

ROLAND GARROS / Djokovic construye su propio camino hacia la historia

Deportes
Typography

Djokovic, campeón de Roland Garros y un paso más cerca del cielo

(ABC).- «Nunca pensé que sería una misión imposible alcanzar los títulos de Nadal y Federer. No estoy ahí todavía, pero estoy solo a uno. Y seguimos jugando. Así que seguiré, mantendré este reto. Y al mismo tiempo, me haré mi propio camino, mi auténtico camino», explicaba Novak Djokovic con su 19 Grand Slam en las manos tras batir a Stefanos Tsitsipas. El número 1 del mundo logró su segundo título en París y es una de esas hazañas del mundo del tenis que ha conseguido con independencia de sus archienemigos. Sí, Djokovic construye su propio camino. Y, con 34 años y un físico que no parece desgastarse, tiene cuerda para rato.

 

Ha conseguido reducir a uno solo la distancia de los Grand Slams con el español y el suizo, y eso que empezó con cierta desventaja porque Nadal ya tenía tres y Federer doce cuando él levantó el primero en 2008. Y la carrera ha sido emocionan tísima porque unos se empujan a otros. Y en el proceso, el serbio también ha encontrado la forma de superarlos y dejar una huella única.

La última lograda, hasta el momento, es que es el primer tenista masculino de la Era Open en conseguir al menos dos títulos de cada uno de los cuatro Grand Slams. Algo que le ha sido esquivo a Federer en Roland Garros y a Rafa Nadal en Australia. Y si Federer escogió la hierba de Wimbledon (8 títulos) como coto particular y Nadal la tierra de Roland Garros (13 títulos), Djokovic se quedó con Australia, donde ha ganado en nueve ocasiones.

 

Ha sabido adaptar cuerpo y mente a las exigencias que le proponían sus rivales, alejados ya esos momentos de rabia, aunque alguno todavía le ha quedado, y esos abandonos en los partidos cuando no conseguía pronto el objetivo. De hecho, su madurez ha sido tal y su paciencia ha crecido tanto que también tiene unos números mejores que Nadal y Federer en victorias a cinco sets: son 35 para el serbio, por 32 para el español y 22 para el suizo.

 

Además, el serbio ya superó el número de semanas posibles en la primera plaza de la clasificación mundial que defendía Federer con 301. Él ya ha impuesto su nombre en el trono de la ATP durante 325 lunes, en dos épocas magníficas entre 2011 y 2016 y 2018 y hasta la actualidad. Sigue el suizo con el récord de más semanas consecutivas (237), pero no parece que al serbio lo vaya a quitar nadie de esa posición durante algún tiempo.

 

El de Belgrado no solo apuntó hacia ser el que más Grand Slams acabaran en su mochila, durante mucho tiempo se empeñó en mejorar las cifras de todos sus rivales también en los Masters 1.000. Ahí sigue la lucha con Rafael Nadal, a quien gana por un (36 a 35), y son los más destacados porque el tercero, Roger Federer, se ha quedado en 28.

 

Le quedan, por tanto, pocas cosas por alcanzar, más allá de ese número mágico, el 20, que intentará conseguir ya en Wimbledon, aunque admitió que el retraso del inicio de Roland Garros dejaba muy poco tiempo para la transición. Como Nadal, se tomará un par de días para saborear este título en París y decidirá lo que llega a continuación. Pero es una gran oportunidad este año de conseguir, además, un hito mayúsculo, el Golden Grand Slam: ganar los cuatro grandes títulos y, además, la medalla en los Juegos Olímpicos. «Todo es posible, y es verdad que estoy en una buena posición para el Golden Slam. Pero también lo estaba en 2016 y perdí en tercera ronda en Wimbledon. No es ninguna novedad que quiero ganar en Wimbledon y ojalá pueda seguir esta dinámica, usar la confianza que tengo ahora mismo en Wimbledon. Ya veremos desde allí», zanjó.