29
Lun, May

Muere Arsenio Iglesias, mítico entrenador del Deportivo y el Real Madrid

Deportes
Typography

El técnico, fallecido a los 92 años, fue el arquitecto del Superdépor, con el que conquistó la Copa del Rey en la temporada 1994-95

(ABC).-Arsenio Iglesias, el mítico entrenador del Deportivo de La Coruña, ha muerto este viernes a los 92 años. El conocido como 'O bruxo de Arteixo' se marcha como uno de los más grandes del club coruñés, donde fue jugador, aunque triunfó especialmente como entrenador, consiguiendo dos ascensos a Primera división y conquistando la Copa del Rey en la temporada 1994-95. Un año después ocupó el banquillo del Real Madrid durante unos meses.

Arsenio era sin duda uno de los grandes referentes del Deportivo, club en el que fue primero jugador y más tarde entrenador, siendo el arquitecto del conocido como Superdepor. Bajo su mando, el conjunto gallego levantó el primero de los seis títulos que lucen en sus vitrinas, la Copa del Rey de 1995.


«Arsenio Iglesias Pardo, el personaje de mayor influencia directa sobre el césped en los 116 años de historia del RC Deportivo, ha fallecido hoy, viernes 5 de mayo, a los 92 años. Arsenio es uno de los personajes más destacables de la centenaria historia del deporte, vinculado al club como jugador y entrenador, en distintas etapas, durante un cuarto de siglo», ha destacado el club a través de un comunicado en sus medios.


Nacido en el seno de una familia de labradores en el municipio coruñés de Arteixo (24 de diciembre de 1930), Arsenio era el más pequeño de nueve hermanos. En 1951, cumplidos los 20 años, debutó con el Dépor en una visita al estadio del Barcelona, el partido del inicio de su carrera como futbolista en Primera división. Una categoría en la que disputó 238 partidos, aunque no todos con la camiseta blanquiazul (135) porque en la élite también defendió los escudos de Granada, Sevilla y Oviedo. Durante su trayectoria, el delantero firmó 62 goles, retirándose en el conjunto asturiano en la temporada 1964-65.

Cinco campañas después de colgar las botas, en 1970, inició su carrera como entrenador. Un estreno triunfal porque en la temporada de su debut ascendió al Deportivo a Primera división. Un éxito que volvería a repetir en el curso 1990-91 porque ocupó el banquillo coruñés en tres etapas diferentes, la segunda y la tercera interrumpida por un año de estancia en el Compostela (1986-87).

Hércules, Zaragoza (al que ascendió a Primera), Burgos, Elche y Almería fueron los banquillos por los que pasó antes de regresar a Riazor en 1982 para iniciar su segunda etapa al frente del conjunto coruñés, que tuvo como colofón la conquista de la Copa del Rey en 1995. En total, 492 partidos al frente del Deportivo, con el que estuvo a punto de ganar la Liga en 1994, el curso en el que el famoso penalti detenido por el valencianista González privó a los gallegos de poder levantar el primer título liguero. Un curso después volvió a llevar al subcampeonato de Liga al conjunto de Riazor, que bajo su mandato de estreno en competiciones europeas.

Breve paso por el Real Madrid
Fue el técnico que más partidos oficiales ha dirigido al Deportivo (566), con un balance de 250 victorias, 143 empates y 173 derrotas, con 758 goles a favor y 575 en contra. Hombre cercano y sencillo, Arsenio paternalista que trataba a or su buena relación con los futbolistas, a los que a veces trataba como a sus propios hijos

puso fin a su trayectoria como entrenador en el Real Madrid, al que dirigió la segunda parte de la temporada 1995-96 tras la destitución de Jorge Valdano.

Hace unos años, Arsenio, que cuenta con un busto en los aledaños del estadio de Riazor, fue nombrado hijo adoptivo de la ciudad de La Coruña.